Mujeres caletenses cruzaron la cordillera de Los Andes

Así lo hicieron tres integrantes de la escuela municipal de trekking.

El profesor Daniel Borquez de la Escuela Municipal de Trekking  de Caleta Olivia contó que se trata de Miriam Guzmán, Olivia Bordón y Alejandra Peralta quienes fueron las protagonistas e hicieron el trekking cruce de Los Andes por paso Portillo Piuquenes. La idea fue cruzar por el mismo lugar, por el que lo realizó uno de los ejércitos del General José de San Martin hace ya 200 años.

Se trató de un recorrido que hicieron tres chicas del grupo en la provincia de Mendoza, Travesía que comenzó desde Tunuyán (Mendoza) el día 3 de marzo y finalizó el día 9 de marzo en la ciudad de Santiago de Chile.

“La idea fue adentrarse en plena cordillera ascendiendo por un valle y cruzando la mismísima Cordillera de los Andes por el mismo lugar por el que lo realizó uno de los ejércitos del General José de San Martín hace ya 200 años”, y se trató de “una experiencia que no se olvida tan fácilmente”.

El primer día, “llegaron hasta el Refugio Scaravelli a una altura de 3100 metros sobre el nivel del mar , el segundo día al siguiente campamento en sentido oeste, ascendiendo paulatinamente por la cordillera hacia el Paso Portillo, en el campamento Yaretas, el tercer día alcanzamos la altura del campamento a 3400 msnm, el 4 día fue de descanso y caminatas cortas, el 5 día hicieron desniveles de 800 mts en ascenso y 1400 mts en descenso y se alcanzó la Altura de inicio de 3400 msnm, mientras que la altura del paso es 4200 msnm y la altura del campamento 2900 msnm”, detalló Borquez

Relató que en el ascenso hasta los 4300 mts “pasaron por el paso el Portillo, desde donde la vista es increíble con cerros y glaciares a más de 6000 mts para bajar a otro valle, todavía dentro de Argentina y por la tarde descendieron en un tramo muy largo, por un valle, hasta acceder finalmente al campamento junto al Refugio Real de la Cruz y la altura del campamento que es de 3400 msnm.

De esta manera, “se acercaron al paso Internacional, para ello, remontaron un gran y hermoso valle, paso a paso, hasta llegar al Real de las Ovejas, donde armaron el último campamento en la montaña y de la expedición”, detalló.