Vecinos en alerta: Hicieron aportes valiosísimos para esclarecer un ilícito

A raíz de un hecho de robo ocurrido en la mañana de hoy en una casa ubicada en zona de chacra de Río Gallegos, capital de la provincia de Santa Cruz, la División Comisaría Segunda ejecutó dos órdenes de allanamiento que tuvieron resultados positivos.

Para esclarecer el acto delictivo fue fundamental el accionar de los vecinos de la casa violentada, en este caso sobre la calle Domingo Erbieta Munobe, donde su propietario no se encontraba, hecho que habría permitido a los ladrones ingresar a la vivienda. No obstante, los malvivientes no esperaban el rápido alerta de la gente ni la presencia policial en el sector a pocos minutos de concretarse el ilícito.

El llamado que recibieron los policías, se debió a que en adyacencias a la casa violentada, vecinos lograron demorar a un sujeto extraño a la zona, quien llevaba una mochila con diferentes elementos y que al parecer era sospechoso de haber ingresado a la vivienda. Este individuo tenía en su mochila una notebook, bebidas alcohólicas y otros elementos de menor valor. Asimismo, relatan que otro individuo se había escapado pero aportaron las características fisionómicas y precisiones sobre la vestimenta.

La policía, raudamente tomó intervención, haciéndose cargo de las labores pertinentes y al darse cuenta que el sujeto detenido era ya conocido por delinquir y su modus operandi era junto a otro malhechor con antecedentes pero con domicilio cerca de Erbieta Munobe. Comenzaron la recorrida hasta que en la calle Boris Goss se encuentra otro individuo, quien pretendió distraer a los efectivos ya que se había cambiado de ropa y salía de su casa, como pretendiendo hacerse el distraído. Allí la policía lo conduce preventivamente a la Comisaría Segunda.

Luego y ya con las órdenes de allanamiento, se ingresó a la casa del primer detenido encontrándose escondida entre la casa y la medianera, una cortadora de césped que había sido robada, además de otros artículos menores. Esto sucedió sobre la calle Fadul al 800. En tanto el otro procedimiento se llevó a cabo en Boris Goss al 1000, desde donde se rescataron prendas de vestir que fueron coincidentes con el aporte que realizaron los vecinos de la casa violentada

Ambos ladrones de 22 y 23 años fueron apresados, quedando alojados en la dependencia en carácter de comunicados a la espera de ser indagados por el Juzgado de Instrucción. Se espera que esto acontezca en el día de mañana.

También podría gustarte