Uno de los detenidos por el crimen del mecánico confesó por qué lo mató

Un carpintero de nacionalidad colombiana confesó que mató al mecánico de motos Gustavo Vázquez, en la localidad santiagueña de La Banda, porque la víctima le reclamaba una deuda. El asesino identificado como Rios Giraldo Aldanuber, le alquilaba una vivienda a la víctima por la cual le adeudaba más de 200.000 pesos. Además era empleado suyo en el taller.

“En forma permanente me reclamaba el pago de una deuda y no tuve otra alternativa que matarlo de un balazo, como se hace en Colombia”, relató Aldanuber sin tapujo. Inicialmente y en su declaración indagatoria, Aldanuber había culpado por el crimen del mecánico a los ecuatorianos Luis Enrique Ramos Moran y Ario Javier Rodriguez Alvarado, también detenidos, con los que compartía la venta de muebles, una actividad que realizaba en forma paralela a la de mecánico.

El confeso atacante dijo que la víctima solía prestar dinero a muchas personas. En tanto, en una inspección ocular realizada este viernes al céntrico taller de motos, ubicado en avenida Belgrano al 200, funcionarios judiciales y policiales llegaron a la conclusión que Vázquez fue sorprendido por la espalda y que el asesino lo obligó a arrodillarse.

En esa circunstancia y sin mediar palabras, el asesino le disparó un balazo con una pistola 9 milímetros, con orificio de entrada por la nuca y salida a la altura de la frente que provocó la muerte del mecánico y prestamista en forma instantánea. Se trata de la misma vivienda en el que la policía procedió al secuestró de 300.000 pesos, 7.000 dolares y joyas.

En tanto, el juez de Control y Garantías de la Banda, Raúl Santucho analizaba la posible liberación de los carpinteros de origen ecuatoriano, aunque por el momento seguirán ligados a las investigaciones.

Fuente: Télam

Crónica

También podría gustarte