Atacan a golpes al padre del nene asesinado en Miramar en 2011 y detienen a su esposa

El padre de Gastón Bustamante, un nene de 12 años que fue asesinado en la localidad bonaerense de Miramar en 2011, se encuentra internado en grave estado en Mar del Plata tras ser brutalmente golpeado en su casa y por el ataque fue detenida su esposa, informaron este sábado fuentes policiales y judiciales.

Se trata de Carlos Bustamante (66), quien fue agredido el pasado viernes en su vivienda familiar situada en la calle 27, entre 46 y 48, y tanto la Policía como la fiscal de la causa, Florencia Salas, intentaban determinar qué es lo que sucedió, ya que no concuerdan los dichos de su mujer, Verónica González (50), con las pericias que se realizaron en el lugar.

González fue conducida este mediodía ante la fiscal, pero se negó a declarar y quedó imputada de “homicidio en grado de tentativa”, en tanto que su marido permanecía alojado en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) con un cuadro reservado.

La víctima y su esposa son los padres del nene de 12 años que en noviembre de 2011 fue encontrado asesinado en ese mismo domicilio y tras un largo proceso nunca se pudo descubrir quién lo había matado.

El chico fue atacado en su propia cama, algo similar a lo que sucedió el pasado viernes con su padre, y en ambos casos fue González quien lo descubrió y luego lo denunció ante la Policía, recordaron fuentes de la investigación.

Por el asesinato de Gastón, fue imputado Julián Ramón (32), por entonces novio de la hermana de la víctima, pero tras un proceso controversial se le dictó la falta de mérito y actualmente no hay ningún imputado en el expediente.

En diferentes declaraciones a la prensa, Salas calificó el ataque contra Bustamante como “un hecho aberrante” y dijo que “corre serio riesgo su vida” porque tiene fractura de cráneo y mandíbula y lesiones varias en el brazo.

La fiscal detalló que fue atacado “con un elemento contuso, romo, que puede haber sido un palo o un fierro” y que “puede haber habido un cuchillo también porque hay cortes” en otras partes del cuerpo.
Sobre cómo apuntaron a González como autora del hecho, explicó que “no había constatación de violencia en la casa, ni en la puerta ni en la ventana, y se sospechaba que era algo intrafamiliar”.

“Ella llamó a la Policía, dijo que lo encontró junto a su cuñada en el living, de cúbito dorsal y lastimado, pero dijo que lo encontró en un horario y nosotros recabamos que estuvo antes en esa vivienda”, detalló Salas.

Agregó que “por el tiempo de las lesiones y por cómo estaban las heridas y el cuerpo, había bastantes horas en la producción” de las mismas y que no coincide lo que ella dice con lo que declararon los testigos.

Una fuente policial explicó que del análisis de la escena, se determinó que Bustamante habría sido atacado en su dormitorio, probablemente mientras dormía, que permaneció varias horas inconsciente allí y en algún momento se trasladó hasta el living-comedor de la vivienda y ahí fue nuevamente golpeado con la intención de rematarlo.

Es que Bustamante presentaba dos tipos de sangrado, uno “seco” y otro más reciente, a lo que se suma que ingresó al hospital con hipotermia, lo cual es indicativo de que entre un ataque y otro habrían pasado varias horas, señaló un vocero.

El vocero también sostuvo que aún no está claro el móvil del ataque, pero que se investiga si González fue denunciada por estafa por una amiga de la familia y esa situación hizo que Bustamante se lo reprochara y ella lo quisiera matar.

Por su parte, Salas dijo que en principio el hecho no estaría vinculado con que la víctima o su esposa hayan descubierto algo en relación al homicidio del menor.

“Estamos a 24 horas de iniciada esta investigación, no tendríamos por qué descartar nada, pero sería muy osado de mi parte sospechar algo, prueba no hay”, afirmó la fiscal, aunque dijo que “se podría llegar a avanzar” en la investigación del homicidio de Gastón.

Al respecto, indicó que desde que se produjo la agresión, “nadie deja de pensar” en una posible vinculación con el crimen y que “toda la comunidad de Miramar está apenada y están todos muy conmocionados” por lo sucedido.

Consultada sobre posibles hipótesis, Salas aseguró que “no hay nada que indique” que la madre de Gastón, se haya enterado de que él haya tenido que ver con el homicidio de su hijo.

“La opinión generalizada en Miramar de Carlos es maravillosa. No sabemos cuál es el móvil para el despliegue de semejante violencia, no creo que venga por el lado de haber descubierto la autoría en relación a la muerte de su hijo y él nunca manifestó tener alguna sospecha de la señora González”, explicó.

Otro dato revelado por la fiscal es que el matrimonio iba a viajar a la Capital Federal en las próximas horas para participar el lunes del programa “El diario de Mariana”, de canal 13, justamente para hablar de que el crimen de su hijo sigue impune.

Incluso, González habló con un productor luego de producido el ataque a su marido y le dijo que no podía entrar a su casa, por lo que el periodista también será llamado a declarar como testigo para dar detalles de ese diálogo.

Crónica

También podría gustarte