Trasladaron por más de 500 kilómetros, en su propio auto, el hígado que le iban a trasplantar

Una familia chaqueña viajó con el órgano que le iban a trasplantar a uno de ellos en su auto particular. Lo llevaron en una conservadora de telgopor, sobre el asiento del vehículo.

El viaje fue desde Resistencia hasta la ciudad de Santa Fe. Atravesaron 546 kilómetros, en un recorrido que suele llevar 7 horas.

El paciente de 56 años fue trasplantado y sigue internado en una clínica de nefrología de Santa Fe, a la espera de que el órgano sea aceptado por su cuerpo. Sin embargo, el tema generó polémica.

La ablación del órgano se realizó en el hospital Perrando en Resistencia, Chaco. El tema es que, desde un principio, el paciente -cuya identidad no trascendió- fue anotado para hacer la operación de trasplante en la ciudad de Santa Fe, porque así se lo cubría su obra social. Entonces, tenían que trasladarse.

Según la familia, el tiempo pasaba, sintieron incertidumbre porque la ambulancia no llegaba y decidieron llevar al paciente por su cuenta.

La familia del trasplantado contó a medios locales que emprendieron el viaje desde Resistencia hacia la capital santafesina en dos automóviles. Pero que a pocos kilómetros recibieron la llamada de responsables del Cucai Chaco, quienes les comunicaron que, además, debían llevar el órgano. Entonces, decidieron seguir viaje con el paciente mientras el otro vehículo regresó a Resistencia a buscar el órgano. Desde allí lo llevaron a Santa Fe, sobre el asiento del auto.

El trasplante se hizo en la Clínica de Nefrología de Santa Fe. Su director médico, José Hugo Piedrabuena, dijo a Clarín que esta situación “no es lo habitual, no es común”.

Fuente: Clarín

Telefe Noticias

También podría gustarte