Amalia Granata salió de campaña y la escracharon

Hace un mes Amalia Granata anunció que volvía a incursionar en política y se lanzó como precandidata a diputada de Santa Fe por el frente “Somos Vida”.

La también panelista de “Pamela a la tarde” comenzó su campaña y comenzó a recorrer diferente ciudades de la provincia que representa. Pero su visita no fue muy bien recibida en algunos lugares.

Amalia fue escrachada por dos jóvenes cuando recorría las calles de Esperanza y ella compartió esa tensa situación en sus redes sociales.

Amalia Granata, de campaña.”Ésto pasó en Esperanza, Santa Fe El odio, la violencia y el resentimiento no nos llevan a NADA”, escribió al subir la grabación.

“Sí, tapate la cara, limpiate los vidrios, porque vos tenés plata para abortar, pero los pobres no, los pobres no tienen plata para abortar. Sos una pu… y ahora venís a pedir por la familia, a vos no te importa nada”, le grita una jven mientras que la reacción de Granata fue solo decir: “El odio que tienen”.

Dos adolescentes con pañuelos verdes se acercaron hasta el auto donde estaba para increparla. Granata es una de las caras más famosas que apoya al movimiento “Salvemos las dos vidas”.

Horas después Granata dio detalles del escrache que sufrió. “Estoy en plena campaña, en Santa Fe las elecciones son el 28 de abril, las primarias. Voy a una radio, una localidad que se llama Recreo, pegadita a Santa Fe Capital. En la radio todo más que bien, una entrevista súper amena, termino la entrevista, salgo, me subo al auto y cuando me subo al auto veo tres chicas con pañuelos verdes en el cuello que vienen corriendo a querer increparme”, relató en “Pamela a la tarde”.

“Yo ya estaba arriba del auto. Arrancamos, me corrieron hasta el semáforo y me empezaron a insultar de una manera que nunca en mi vida viví una situación así. Muy violenta, yo lo describo como que parecía que estaba poseída la que insultaba, y entre ellas se estaban filmando la situación”, continuó.

“Si las chicas se hubieran acercado a la puerta de la radio yo tranquilamente como estoy hablando ahora me puedo sentar a dialogar con ellas, a escucharlas y a debatir ideas, porque a mí me enriquece su postura y quisiera que a ellas las enriquezca la mía. Pero es imposible, el nivel de violencia y de odio que tienen estas mujeres”, señaló.


“La verdad que yo, en un momento, pensé abro la puerta del auto, la abrazo, la contengo, pero estaba tan furiosa, capaz que tiene un cuchillo, me empuja, me pega”, finalizó Granata.

Diario Show

También podría gustarte