“Quiero saber quién es el enfermo que mató a mi sobrina”

Familiares de la joven de 22 años hallada desnuda, con el cabello arrancado y envuelta en una colcha en un descampado situado en la localidad bonaerense de Virreyes, partido de San Fernando, pidieron justicia a través de Crónica y dieron detalles del caso.

“María tenía problemas con las drogas y teníamos mucho miedo de que le pase algo. Era como mi hija, su padre está privado de la libertad y su mamá también está metida en las adicciones. Vivía a una cuadra de mi casa, hacíamos todo lo que estaba a nuestro alcance para ayudarla”, dijo su tío, Daniel Bravo.

Continuó: “Temíamos que muera de sobredosis, era una chica que estaba enferma. De todas formas, más enfermo estaba el tipo que le hizo esto. Quiero saber quién es el enfermo que mató a mi sobrina”.

“La vi con vida por última vez este martes por la tarde y los vecinos me dijeron que la vieron bien este miércoles. Nadie tenía derecho a lastimarla. Estamos muy tristes y solo queremos velarla y que se haga justicia”, destacó.

Lo que llama la atención de los pesquisas es que la joven había sido acusada este miércoles como sospechosa en el marco de la investigación de otra muerte, un hombre mayor identificado como Francisco Sánchez (56) con el que solía tener relaciones y hábitos de consumo, y que este miércoles apareció muerto en su domicilio, también en San Fernando.

Respecto a Sánchez, Daniel manifestó que era un cartonero de la zona y presumió: “Tal vez, los familiares de ese hombre pensaron que mi sobrina fue quien lo mató y la asesinaron. No sabemos qué pasó”.

El hallazgo se produjo alrededor de las 9.50 de este jueves por la mañana en la calle Málaga y Malvinas Argentinas de la mencionada localidad del norte del conurbano, por vecinos que llamaron a la línea de emergencias 911.

El fiscal de San Fernando a cargo de la investigación, Juan José Amallo, se hizo presente en el lugar, junto a efectivos de la comisaría de Virreyes, del Comando de Patrullas San Fernando, detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro y peritos de Policía Científica.

La médica forense que revisó el cuerpo en el lugar no pudo detectar a simple viste ninguna lesión -golpes, puñaladas o disparos- que le indiquen la causal de muerte o claro homicidio, y le explicó a los investigadores que todo indica que tanto el cabello como las ropas fueron arrancados por acción de los perros, ya que fueron halladas lesiones compatibles con mordidas caninas.

La data de muerte fue estimada en unas 12 horas previas al hallazgo, por lo que se cree que la chica murió anoche. “El viernes por la mañana, cuando se realice la autopsia, tendremos un panorama más claro para saber si se trata de una muerte natural, de algún tipo de intoxicación o de un homicidio”, dijo una fuente judicial.

Crónica

También podría gustarte