El MAEM dedica sus salas a Malvinas de la mano de Juan Travnik

Hoy el Museo de Arte Eduardo Minnicelli (MAEM), dependiente del Consejo Provincial de Educación, inauguró la muestra “Malvinas. Retratos y paisajes de guerra”.

La Coordinadora del MAEM Betina Muruzábal expresó la emoción de todo el equipo por la presentación de “un gran fotógrafo y artista como Juan Travnik” y aclaró que su llegada se debe a un “trabajo mancomunado con PhotoPatagonia que son amigos de la casa”.

Asimismo, invitó al recorrido interactivo con el artista que tendrá lugar el domingo 6, a las 18:00, y recordó en cuanto al taller, “Una aproximación al retrato” que Travnik brindará el lunes 9 y martes 10, que el cupo se cerró con un número de 32 personas inscriptas.

Por su parte, Eduardo Aguirre de PhotoPatagonia manifestó su satisfacción al expresar: “Nos sentimos muy honrados, muy agradecidos y contentos también de la posibilidad de tener a Juan Travnik” y en cuanto a la recorrida interactiva consideró que “es algo muy bueno cuando el artista puede explicar su obra”.

Sobre su ensayo fotográfico, Juan Travnik explicó que se trata de un trabajo que desarrolló entre 1994 y 2008. “En el 2008, poco después de que se cumplieran los 25 años de terminado el conflicto presenté por primera vez la muestra de este ensayo y la publicación se hizo por Ediciones Lariviere que publicó un libro hermosísimo, que va a estar también con un precio muy especial en estos días”.

La motivación de Travnik para dar vida a “Malvinas. Retratos y paisajes de guerra” surgió de su “necesidad de visibilizar a quienes para mí han sido compatriotas que tuvieron que vivir, por circunstancias diversas, una situación extrema como es la guerra”, comentó el fotógrafo.

“Sentí que era muy importante hacerlos protagonistas de mi trabajo y la intención siempre fue encontrar el costado humano. Los personajes fotografiados son todos conscriptos o suboficiales, no hay ninguno de quienes estuvieron involucrados en la toma de decisiones ni tácticas ni estratégicas”, compartió.

En la etapa en que Travnik estaba finalizando su ensayo fotográfico recibió el reconocimiento de la Beca Guggenheim, que le dio la posibilidad económica de viajar a las Islas Malvinas con un asistente para hacer algo que le parecía substancial, que era reflejar los paisajes de los campos de batalla en las islas.

“De esta manera, las miradas con las que el espectador se encuentra en la muestra o en el libro son las miradas que recorrieron esos mismos paisajes, esos mismos campos de batalla. En el 2007, en el mes de mayo, estuve durante una semana en Malvinas haciendo esa parte del trabajo”.

La muestra original está compuesta por 63 retratos y doce paisajes, de un tamaño mayor al de las obras que presentará mañana. Por lo que, el artista considera esta exposición en el Museo Minnicelli “como una revisión del trabajo, dotándola de un formato distinto, son imágenes más pequeñas, y de una presentación en términos del montaje también diferente, revalorizando el tema del material, del papel, en este caso son copias digitales hechas a partir de escaneos, ya que en el trabajo original son tomas analógicas”.

La actividad del domingo será una charla en sala, en la que “trataré de hacer una suerte de visita guiada comentando por un lado las motivaciones que me llevaron a hacer el trabajo, con un poco más de detalle; también con algunos detalles técnicos sobre los que seguramente algunos colegas locales podrán tener interés”.

Por último, Travnik invitó “con todo mi respeto y mi afecto a los excombatientes de Malvinas residentes en Gallegos, para que se acerquen y con su presencia y con su palabra puedan participar de esta charla; su opinión siempre me ha interesado, si es que había algo que me perturbaba era tener la opinión de ellos que por suerte siempre ha sido muy favorable, y el contar con esa presencia le daría un brillo particular a la charla”.

También podría gustarte