“Relato salvaje” entre tachero y conductor en Villa Urquiza

La película “Relatos Salvajes” visibilizó situaciones recurrentes en la sociedad argentina, sobre todo, las que suceden en las calles de nuestro país. Las peleas, la sinrazón, broncas y la violencia desmedida, son parte a diario del “mobiliario” urbano. Y este sábado por la mañana se produjo un suceso digno del multipremiado film de Damián Szifrón. En las calles de Villa Urquiza, un tachero, que llevaba a una mujer con su bebé, visiblemente “sacado” le dio una paliza y casi asesina pasando por arriba a un conductor que, al parecer, había hecho una mala maniobra.

La situación fue presenciada por centenares de peatones y automovilistas que pasaban por la calle La Pampa al 4800 a las 10 de la mañana. La imagen, cinematográfica por lo inverosímil, sorprendió y angustió a los testigos.

De acuerdo a lo que pudo averiguar Crónica, el taxista, a bordo de un Fiat Siena, fuera de sí, bajó de su auto de alquiler para reclamarle una supuesta equivocación de manejo a un hombre que viajaba en un Chevrolet Corsa familiar, que tenía dos colchones atados en su techo.

En un rapto de locura vaya a saber producto de qué problemas personales, el tachero se dirigió al rodado con su conductor dentro, le pegó una patada de suma violencia a la puerta y por la ventana arrojó un par de puñetazos que impactaron en su sorprendido contrincante, para luego apartarse y subirse al vehículo amarillo y negro.

El sujeto que manejaba el Corsa, shockeado por la situación pero presa de la ira, también descendió del auto y se acercó al taxi para golpearlo con sus manos en el baúl. “Pará loco, que está con un bebé”, le gritaron los testigos, como bien se aprecia en las imágenes del video que acompaña a esta nota. El tachero “metió marcha atrás” y estuvo a centímetros de arrollarlo y acabar con su vida.

Violencia desmedida

El trabajador del volante volvió a bajarse del auto, agitó los brazos como invitando a pelear al otro conductor y se acercó para agredirlo. Con piñas y patadas, le propinó una auténtica paliza con absoluta bronca y saña manifiesta. Llamó la atención, en grado sumo, la violencia puesta en evidencia por el tachero.

En ese momento, quien tomaba las imágenes, responde al pedido de una mujer. “¿Llamaste a la policía?”. El hombre le contestó “no, los estoy filmando, son unos pelotudos los dos”. Varias de las personas que se encontraban allí, intermediaron en la pelea para separarlos, lo que consiguieron no sin esfuerzo, dado que el taxista estaba fuera de sí.

“Me la re aguanto, puto, vos puteás y no te la aguantás, gato” lanzó el tachero luego de castigarlo duramente y golpeó con su mano derecha contra el capó del Corsa. Luego, siguió increpando a su ocasional adversario y volvió a montar en su Siena, al que también ingresaron una mujer con su bebé en brazos.

Una vez que todos estuvieron dentro del taxi, y no conforme con el desastre que había hecho, el chofer, en un acto irresponsable y criminal que pudo haber terminado en una masacre, dio marcha atrás a toda velocidad y chocó al Siena, cuyo conductor se estaba acercando para subirse.

Por último, aceleró a fondo y dobló a toda velocidad a la derecha para huir por la calle Combatientes de Malvinas. “El tachero decía que se la aguantaba pero se fue rajando ¿vieron?”, señaló un hombre que presenció todo. “Está loco, encima va con una criatura. Están todos locos, es una locura total, jamás vi esto, ¿viste lo que fue?. Este tipo está loco, y labura en la calle. Y después se quejan del Uber”, dijeron otros testigos, tal como se aprecia en el video.

“Vivimos una situación de extrema violencia. El tachero estaba fuera de control, llevaba en su coche a una mujer y a un bebé. Creemos que eran su esposa y su hijo pero no estamos seguros”, manifestaron los mismos vecinos que presenciaron la barbarie urbana.

Crónica

También podría gustarte