Fue apuñalada ocho veces por su ex y lucha por su vida

Una mujer está grave tras ser apuñalada ocho veces en la ciudad de La Rioja y por el ataque fue detenida la ex pareja de la víctima, informaron este viernes fuentes policiales.

El hecho ocurrió el pasado jueves, en la vivienda de Karina del Valle Casas (49), quien se encuentra internada en grave estado en el Hospital “Enrique Vera Barros”, de la capital provincial, con heridas en el abdomen, un brazo, el pecho y una mano, fractura expuesta en la otra mano y un neumotórax.

Sobre la base del relato de las hijas de la víctima, los investigadores lograron determinar que la mujer fue agredida por su padre y ex marido de Karina, Pablo Ramón Toledo (54), quien escapó y más tarde fue detenido. Ahora está a disposición de la juez Gabriela Asís, titular del Juzgado de Violencia de Género

Aimara, una de las hijas de la pareja, aseguró a la prensa que encontró a su madre malherida con puñaladas en el cuerpo cuando llegó a su casa y la vio tirada en el piso de la vereda.

“En ese momento, mi hermana intentó ayudarla, pero él (por su padre) le cerró la puerta” para que no pudiera asistirla, dijo Aimara, quien agregó que sus padres “siempre discutían” y que en una oportunidad su madre lo había denunciado a su padre por los episodios de violencia de género.

“El nunca la dejó hacer una vida tranquila. En una oportunidad, ella lo denunció. Espero que lo agarre la policía porque si lo llegan a agarrar mis hermanos lo van a matar y se van a desgraciar ellos. No quiero que lo hagan, porque tienen que criar a sus propios hijos”, señaló por último Aimara.

El director del Hospital Vera Barros, Sebastián Parisi, dijo en una conferencia de prensa que Casas “recibió una de las heridas, la más grave, en la axila izquierda y perforó su pulmón, por milagro sólo le rozó el corazón. Lucha por su vida”.

“Fueron múltiples las heridas de arma blanca, y se encuentra internada en el servicio de cirugía. Se le hizo una cirugía y se le colocó un tubo de drenaje”, expresó.

Con respecto a cuadro de la mujer, indicó que “fue un ataque salvaje, se defendió como pudo, y por eso presenta una fractura expuesta en una de sus manos. Ahora solamente queda esperar la evolución en las próximas horas, aunque está en estado crítico”.

Al ser consultado al respecto de los casos que se atienden a diario de violencia de género en el hospital, explicó que “ingresan entre cuatro y cinco casos por día. Este número es sólo para los casos que son denunciados, pero hay muchos más. Son generalmente mujeres y no quieren denunciar”.

“Estamos pidiendo que se ponga en el Vera Barros también una oficina de violencia de género, y así probablemente lograríamos que más mujeres denuncien”, señaló finalmente Parisi.

Crónica

También podría gustarte