Le pegan dos balazos al hijo de un policía

Un joven de apellido Castro se encuentra en el Hospital de Caleta Olivia luego que esta mañana fuera herido de bala y llevado al centro asistencial de Pico Truncado.

Todo ocurrió cerca de las 10 de la mañana, un auto aún no identificado llegó al centro asistencial de Truncado para dejar a Castro (28) y luego alejarse del lugar, posiblemente para no tener problemas.

Un policía que cumplía su labor como adicional en el Hospital dio aviso a sus pares de la División Comisaría Primera sobre la novedad de que ingresó a la guardia un herido de bala con dos disparos. La policía comenzó con las averiguaciones pertinentes del caso y se entrevistó con vecinos que estaban en el hospital al momento del ingreso de la víctima. Con la ayuda de un identikit, los testigos dieron cuenta de rasgos de la persona que llevó a Castro al centro asistencial: se trataría de un amigo de la víctima, conocido por la policía por otros delitos. Aparentemente habrían sido dos individuos los que viajaban en el vehículo al momento de dejar al herido en el Hospital.

Castro, es el hijo de un suboficial de policía ya retirado. El muchacho habría tomado un rumbo de vida muy diferente al de su padre y eligió otro estilo de vida.

En la continuidad de las investigaciones policiales, se supo que, hasta el momento, el autor de los disparos no fue identificado y poco se sabe del rodado que lo trasladó. Se presume que se trataría de un vehículo particular o un utilitario, ambos rodados del sospechoso que todavía no fue localizado.

Respecto de la víctima, se supo que pese a lo grave de sus heridas, tras ser derivado al hospital zonal de Caleta Olivia, se determinó que su vida no correría peligro. Uno de los proyectiles impactó en la axila del sujeto y la restante entró y salió por uno de los bíceps de Castro. Según apreciaciones más específicas la bala que ingresó por la axila apenas habría rozado el pulmón en tanto el otro proyectil pasó de largo por el brazo. Por estas horas se encuentra sedado y se espera que pronto pueda dar su versión de la historia.

La policía no descarta ninguna hipótesis: posiblemente el agresor y la víctima habrían estado consumiendo bebidas alcohólicas y, en un momento dado, discutieron y uno sacó el arma. Castro presentaba signos de haber participado de una pelea.

Por otro lado se supo que la víctima es del bando contrario de Daniel Gómez, el hombre que fue ultimado de un balazo en el pecho hace un mes y por el que dos sujetos de apellidos Quiroga y González, están detenidos, por lo que podría tratarse de un ajuste de cuentas.

También podría gustarte