Motochorros asesinan a humilde zapatero

Un humilde zapatero de 49 años fue salvajemente asesinado de un balazo por la espalda a manos de dos salvajes motochorros que pretendieron robarle cuando bajaba del colectivo en dirección a su vivienda, en la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere. Los criminales escaparon sin sacarle ninguna de sus pertenencias. El barrio quedó conmocionado por la muerte del vecino y piden que el homicidio no quede impune.

De acuerdo a lo que pudo averiguar Crónica, el sangriento suceso se produjo pasadas las 21.30 de este viernes en el cruce de las calles Santa Rosa y Freire, del mencionado distrito del partido de La Matanza.

En esas circunstancias, un zapatero identificado como Daniel Raúl Paz, descendía de un ómnibus en dirección a su casa, situada en Santa Rosa al 3600, a dos cuadras de ese lugar, cuando fue sorprendido por dos sujetos que se desplazaban en moto.

Los individuos le exigieron la entrega del bolso que llevaba el trabajador, quien por instinto comenzó a correr para evitar ser despojado de sus pertenencias. Sin embargo, los marginales, en evidente estado de exaltación, le efectuaron un disparo por la espalda, tras lo cual huyeron a la carrera.

Paz quedó gravemente herido a una cuadra de allí y dejó de existir a los pocos minutos. Mónica Paz, su hermana, denunció a este medio que “la ambulancia nunca llegó y Daniel murió desangrado, como un perro”.

El sostén de la familia

La víctima era padre de 5 hijos y el menor de 9 hermanos. Mónica contó que “era nuestra alegría de vivir, un hombre buenísimo, lo quería todo el mundo”.

La víctima, Daniel Paz, junto con su hermana Mónica.
Daniel regresaba de trabajar en la zapatería donde lo hacía a diario y en su bolso tenía la recaudación de toda la semana. “Llevaba lo que había ganado en estos días, trabajaba mucho y estamos seguros que salió corriendo para evitar que le saquen lo que con tanto esfuerzo había podido ganar. Necesitaba la plata para alimentar a su familia”, contó la hermana.

La misma familiar contó que “esto es tierra de nadie, no podemos vivir más así” y entre sollozos balbuceó: “me mataron a mi bebé”.

Los vecinos también denunciaron la situación que se vive en el barrio y pidieron justicia por el crimen de Paz. “Queremos que esto no quede impune como otros asesinatos. Daniel era un tipo bárbaro y deja una familia destrozada”, señalaron los habitantes del lugar.

Crónica

También podría gustarte