Atragantamiento

PACIENTE INCONSCIENTE

– Si el paciente queda inconsciente debemos ubicarlo en el suelo, sobre una superficie plana y dura e iniciar de inmediato -¡NO PERDER TIEMPO!- las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), 2 o 3 respiraciones boca a boca alternadas con 30 compresiones torácicas -masaje cardíaco externo-. Deben realizarse las maniobras de reanimación aunque el paciente tenga pulso -cuello, muñeca-. Repetir la secuencia varias veces (ver “Reanimación Cardiopulmonar”). Si hay resistencia al aire al insuflar en el boca a boca, NO INSISTIR, realizar de inmediato una CRICOTIROTOMIA (ver “Traqueostomía y Cricotirotomía”).

PERSONA EMBARAZADA, OBESA O GRANDE

– Dado el diámetro del paciente no nos va a ser posible rodear su cintura con nuestros brazos. En esta situación debemos rodear el tórax del paciente debajo de las axilas y hacer compresiones torácicas, siendo la dinámica igual que la de las compresiones abdominales.

– En estos casos graves los golpes interescapulares pueden agravar la situación. Debe cuidarse de que el tronco del paciente esté bien inclinado hacia adelante para evitar que la fuerza gravitacional empeore el cuadro y transforme una obstrucción medianamente grave en una obstrucción muy grave.

NIÑOS DE 1 A 8 AÑOS

– Use menos fuerza en un niño que la que utilizaría en un adulto.

NIÑO DE 1 A 8 AÑOS CONSCIENTE

– Cinco golpes interescapulares alternando con 5 maniobras de Heimlich, naturalmente graduando la fuerza de acuerdo al tamaño del paciente.

NIÑO DE 1 A 8 AÑOS INCONSCIENTE

– Iniciar de inmediato la reanimación cardio pulmonar (RCP). Respiraciones boca a boca y compresiones torácicas (masaje cardíaco externo) con una secuencia de 2-3:30 (ver “Reanimación Cardiopulmonar”).

– No olvidar CRICOTIROTOMIA DE INMEDIATO si hay resistencia a la entrada del aire en el boca a boca (ver “Traqueostomía y Cricotirotomía”).

NIÑO MENOR DE 1 AÑO

– En estos casos ubicar al niño sobre el antebrazo y brazo del médico con la cara del niño hacia abajo y la cabeza más baja que los pies. Apoye la mandíbula y la cabeza del niño en una mano. El médico apoyará su antebrazo sobre su rodilla si está sentado o sobre una mesa si está de pie. Dar 5 golpecitos con la palma de la mano, en la espalda del niño, entre las dos escápulas.

– Apoyar el puño sobre el abdomen, entre el esternón y el ombligo y empujar varias veces hacia el tórax. Repita todos los pasos hasta verificar que el objeto que obstruye sale por la boca del niño.

PERSONA SOLA

En ciertas circunstancias uno puede atragantarse estando solo en su domicilio. Por tal razón nos parece importante describir cómo se realiza la Maniobra de Heimlich en uno mismo.

– Si uno puede respirar y hablar hay que tratar de toser fuertemente para forzar la salida del objeto que obstruye.

Si no se logra el objetivo proceda de la siguiente manera:

– Haga un puño con su mano (pulgar adentro). Coloque el puño sobre su abdomen, entre el ombligo y la parte inferior del esternón (apéndice xifoides).

– Coloque la otra mano sobre el puño. Presione con ambas manos así colocadas el abdomen con una compresión rápida, hacia adentro y hacia arriba.

– Repita esta compresión hasta que expulse el objeto que obstruye.

– Si no logra el objetivo presione la parte superior del abdomen contra una superficie plana y dura. Puede utilizar la parte superior del respaldo de una silla o el borde lateral de una mesa. Es posible que deba hacer varias compresiones fuertes y rápidas contra la superficie dura para despejar la vía respiratoria.

La Prensa

También podría gustarte