Nene sufrió traumatismo de cráneo tras golpiza de “matoncito” en escuela

La unidad bonaerense de Glew se encuentra por estos momentos conmocionada por un nuevo caso de bullying que sufrió un niño de 11 años, quien primero fuera atacado de manera verbal por parte de un compañero y días más tarde, fuera salvajemente golpeado terminando en un hospital internado con traumatismo de cráneo.

El hecho tuvo lugar en la Escuela Primaria N° 43 de dicha localidad, y la madre de Santiago (nombre de la víctima), Débora relató a Crónica TV que “el lunes a la mañana este chico lo cargó, mi hijo le contestó y durante el comedor, Santi se sentó a comer y lo ahorcó y golpeó en la cabeza desde atrás. Mi hijo se tambaleó y una celadora de los micros los separó pero el chico se escapó y le volvió a pegar. A Santi lo suben arriba del micro, me mandan un mensaje diciendo que hubo un problema y cuando lo recibo a las 12.30 no lo noto bien. Lo controlaba a cada rato y me decía que estaba bien pero en al noche se sintió mal”.

La mujer agregó que su hijo no habría recibido atención médica en el establecimiento tras sufrir este acto de violencia y volvió a su casa normalmente. Sin embargo, en horas de la madrugada comenzó a sentir dolores y comenzó a tener vómitos, y sin pensarlo, Débora lo llevó de urgencia al Hospital General de Niños Pedro de Elizalde, en Capital Federal, y allí le descubrieron un coágulo de sangre producto de los golpes recibidos. Con este diagnóstico, debió quedar internado y recién el viernes pasado recibió el alta médica.

De acuerdo a lo que contó la mujer, Santiago sufría bullying por parte de este nene desde hace tiempo, al referirse que “lo cambié de colegio (antes iba a la 31°) porque tenía problemas con este chico, de hecho tuvo un inconveniente grave, y por eso fue el cambio. Al pasarse al colegio 43°, este chico no compartía recreo con los otros y estaba solo, mientras tanto Santi quiso afianzar una amistad con él pero solamente lo hostigaba”.

Parte del hospital Elizalde.
La situación en el colegio aún no mejoró, y desde ese día no pudo volver a cursar con normalidad: “Mi hijo no puede regresar hasta que ese chico este controlado. Santi tuvo un retroceso. Sufrió mucho bullying, hay muchas actas, pero nunca alcanzó y mi hijo terminó con una fractura de cráneo en el hospital”.

Débora realizó una publicación en su cuenta de Facebook: “El feo, el lindo, el gordo, el flaco, el rubio, el negro. El bullying existe y hoy me toca alzar la voz por mi hijo Santiago, sí Santiago, ese nene que todos los que lo conocen saben que es un nene dulce, amable, generoso y buen compañero con todos. Pero, así como lo conocemos es víctima de abusos y burlas principalmente en su colegio”, comienza la carta.

“Lo hago ahora que todavía estoy a tiempo, teniendo a mi hijo hospitalizado y no lamentando su muerte por estas causas. Ojalá este mensaje llegue a muchos padres para poder lograr que esto acabe”, concluyó la publicación.

En tanto, la madre de Santiago realizó la denuncia en la Comisaría N°7 de Almirante Brown. Además, destacó la irresponsabilidad con la que se manejaron las autoridades del establecimiento.

“No llamaron a emergencias, lo subieron a un micro descompensado como estaba, con el mismo nene que le había pegado”, resaltó. Al mismo tiempo indicó que el pequeño ya había sufrido el año pasado un episodio de estas características en el baño del colegio por lo que ya se había acercado a tratar el tema en la escuela.

En tanto, la mujer confirmó que “tuve una reunión con la gente del colegio y luego con el inspector de Almirante Brown, y en principio me dió una tranquilidad pero después me enteré que este chico sigue yendo al colegio y que ayer le tiró el pelo a una nena y sigue lastimando a los chicos”.

Crónica

También podría gustarte