El lado B de los anuncios

El paquete de anuncios del gobierno nacional tiene su “lado B”. Principalmente, porque los aumentos de servicios públicos tuvieron su tramo más fuerte en la primera parte del año; y en aquellos casos en los que los incrementos se iban a dar a partir de este mes, se los mantiene.

Así, en el caso de la luz, los aumentos que se cancelan son para los meses de mayo y agosto. La buena noticia queda opacada, sin embargo, al repasar la modificación anual: en lo que va del año, las tarifas subieron ya un 40%. En los meses anunciados tenían previstas alzas del 4% respectivamente, con lo que el “alivio” será considerablemente menor.

Otros rubros también presentan problemas complejos. El control del acuerdo de precios, un “pacto de caballeros”, según lo definió el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, quedará en manos de un menguado equipo de agentes estatales. El equipo de Precios Cuidados terminó con apenas 12 empleados, luego de los más de 200 que tuvo en su apogeo.

Asimismo, los créditos para jubilados tienen una tasa preferencial sobre las del mercado, pero mantienen un costo significativamente alto, con un piso del 40% para un préstamo pequeño.

La luz, con “trampa”

El caso de la energía eléctrica es uno de los más cuestionables del paquete de medidas anunciadas por el Ejecutivo nacional. El gobierno detalló en el reporte de decisiones que se cancelan los incrementos previstos para lo que resta del año. Eso significa que no se aplicarán las subas previstas para mayo (del 4%) ni para el mes de agosto (otro 4%).

Sin embargo, no se da marcha atrás con los cambios efectuados el mes pasado -cuando los valores se incrementaron un 14%- ni el anterior -lo hicieron en un 26%. Es decir, se dio de baja un retoque del 8%, pero se mantuvo la otra suba del 40% en lo que va del año. Cabe destacar que los cambios tarifarios se dan a partir de un mes, pero los cargos se aplican sobre las facturas siguientes, con lo cual aquellas modificaciones de febrero y marzo se sentirán en las boletas de abril en adelante.

El agua, sin freno

La canilla de incrementos en las boletas del servicio de agua corriente no se cierra. El agua subió 17% en enero, cuando se publicó un calendario de aumentos que terminarían el mes que viene. Este jueves, la “letra chica” confirmó que la suba del 27% para mayo no sufrirá cambios, con lo cual quedará vigente, sumando presión sobre la inflación de los precios “regulados”.

Así, acumulará un 45% en la primera mitad del año, compensando con creces la inflación del 2018, cuando también tuvo alzas por encima de los precios generales. Una familia tipo pasará a pagar $274 mensuales en enero y $348 desde mayo según estimaciones hechas por la empresa en relación al servicio de agua potable.

Por cloacas, se paga otro tanto. Desde el próximo mes las boletas llegarán en forma mensual, dejando el formato bimestral que se usa ahora.

La boleta del gas, en llamas

Hace tres semanas, cuando comenzaba el rumor de negociaciones con supermercados para congelar algunos precios básicos de alimentos, el gobierno confirmó luego de las audiencias públicas correspondientes el calendario de subas del gas. Se aplica un 10% en abril, otro 9% en mayo y un 8% desde junio, para totalizar un 27%. El comunicado oficial destacó que esos anuncios no sufrirán modificaciones.

Sin embargo, y a pedido del radicalismo, el gobierno aplicará -tal como lo hizo en el 2017- una tarifa “plana”. Es decir que se reparte a lo largo de todo el año el consumo. Eso implica un alivio durante los meses de invierno, que es cuando más se consume. La contra es que lo que no se pague ahora, se pagará en el verano.

El gobierno anunció además que los frenos a nuevos aumentos son para los cargos de generación y transporte, mientras que la distribución (un tercio de la boleta) sí podría sufrir cambios.

En Transporte, ya había “equilibrio”

El 28 de diciembre de 2018, cuando anunció aumentos que rondaron el 40% promedio en los primeros meses del año, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, aseguró que las tarifas “están en equilibrio” para todo 2019. Y agregó: “Espero que no haya que anunciar nuevas subas”.

Los créditos, con tasas demasiado altas

Al presentar una línea de crédito para jubilados y beneficiarios de la seguridad social, el gobierno destacó que “podrán tomar un crédito para pagar el que ya habían sacado”. El problema está en que el anterior tendría un interés sensiblemente menor al 40% del actual.

La carne, exclusiva del Mercado Central

El Ejecutivo anunció que habrá “asado, matambre y vacío” a precio preferencial del $149. Sin embargo, se distribuirá exclusivamente en el Mercado Central, y desde allí podrían ser distribuidos por algunos frigoríficos. Actualmente, los negocios del mercado lo venden a $120.

Aumentos y marcas desconocidas

Por la tarde se difundió el listado de precios de productos Esenciales. Hay cuatro leches y cinco bebidas alcohólicas, y ausencia de marcas conocidas. La leche más barata cuesta $35, son $10 más de lo que costaba La Armonía, que dejó de conseguirse en los hipermercados.

Crónica

También podría gustarte