Macri improvisa acuerdo político y busca salvar su plan antiinflación

La inflación del mes de abril, que se conocerá a mediados de mayo, será similar al 4,7% de marzo. En la Casa Rosada esperan que las medidas paliativas anunciadas el miércoles sirvan para controlar ese pico. “Serán algunas décimas que cambiarán la tendencia”, apuestan cerca del presidente. Sin embargo, ese despeñadero estadístico tiene su suerte atada al éxito o fracaso del congelamiento de precios que, como anunció el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, comenzará a regir a fines de esta semana.

Para transitar esa cuenta regresiva hasta tener una perspectiva certera sobre la situación económica antes de las PASO de agosto, el presidente Mauricio Macri intentará mostrar cohesión política ante la etapa más dura de la recesión desde el comienzo del año. Sin hacer pronósticos, el líder del PRO recibirá este martes a las 15 a los cinco gobernadores de Cambiemos. Será la segunda cita de “balance” de las medidas lanzadas el miércoles, y acordadas el jueves 11, en un encuentro encabezado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta; y sus tres pares radicales: Alfredo Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes).

La foto junto al mando de tropa del oficialismo a nivel provincial será posterior a un encuentro previsto por el presidente junto a los empresarios involucrados en el “pacto de caballeros”, según palabras de Dujovne, para frenar el incremento de los precios de 64 productos que integran la canasta básica.

Casi a la misma hora, Vidal anunciará el capítulo bonaerense de los paliativos, aunque no tendrá más novedades para comunicar que el relanzamiento del sistema de descuentos en supermercados para los poseedores de tarjetas de crédito y débito del Banco Provincia.

¿El objetivo?: estimular el consumo de unos 600 mil empleados públicos y jubilados a partir de este miércoles con un tope que ahora será de 2000 pesos (Ver pág. 5).

Dudas y cohesión

La frazada más corta de la estrategia oficial gira en torno a la aplicación de acuerdos para los precios de la carne y los combustibles. En el caso de las naftas no hay precisiones: sólo versiones de un plan desarrollado por la estatal YPF para intervenir en los precios antes del inicio del mes próximo. Ante las consultas de Tiempo, en la petrolera estatal no confirmaron ni desmintieron esa pieza del mosaico que diseña el Ejecutivo a contrarreloj.

En el caso de los cortes baratos, en tanto, la oferta se aplicará dentro de diez días, cuando los frigoríficos exportadores comiencen a vender la cuota semanal de 120 toneladas en el Mercado Central. El paliativo acordado ya comenzó a desgranarse en los medios ante las previsiones de las cámaras de carniceros y de distintos gobiernos provinciales que se encargaron de aclarar sus dudas sobre el alcance real del “acuerdo”.

Luego del encuentro con los empresarios que asistan a Balcarce 50 y del lanzamiento que protagonice Vidal, Macri dedicará el martes a ordenar las internas de Cambiemos y mostrar cohesión política para dotar de credibilidad a las medidas.

La escena buscará sellar el apoyo del radicalismo a los paliativos anunciados. No asistirán sólo a eso. Fuentes del radicalismo confiaron que buscarán resolver otro dilema que atormenta a Macri por la capacidad de daño del partido centenario en medio de la crisis. Posiblemente le ofrenden la decisión de ponerle fecha a la próxima Convención Nacional, que debería ratificar la pertenencia a Cambiemos, y definir a sus candidatos antes del comienzo del tramo más caliente del calendario electoral que tiene al 22 de junio como la fecha límite para la presentación de los precandidatos que se medirán en las PASO del 11 de agosto.

En la dinámica de la crisis que enfrenta el macrismo, los dos meses que faltan para llegar al arranque de la campaña electoral son vividos en la Casa Rosada como una eternidad, especialmente por la ausencia de pronósticos alentadores sobre la inflación y el comportamiento de los precios.

Ante las consultas de Tiempo, los funcionarios del Ejecutivo vinculan la suerte de las medidas al impacto del freno en las tarifas de servicios públicos. En la Casa de Gobierno admiten que esa es la única medida que tendrá cumplimiento real en forma inmediata.

En contraposición, la estrategia adoptada para aplicar el congelamiento de precios depende en gran parte de la “persuasión” del gobierno con los empresarios y del nuevo régimen de “Lealtad Comercial”, previsto en el Decreto de Necesidad y Urgencia 274/19, que fue firmado este miércoles, pero será publicado mañana en el Boletín Oficial.

Cada paso del esquema de paliativos ofrece una escena desorientadora para los propios funcionarios del gobierno. “No pudimos anunciar un plan, son medidas desordenadas. No había pasado nunca de este modo. ¿Cómo puede ser que no puedan planificar nada?”, se lamentó una fuente consultada que interpreta los gestos del Ejecutivo como “manotazos” motorizados por el “temor a perder las elecciones”.

Hoja de ruta electoral

Esa percepción sobre la urgencia e improvisación de los anuncios gira en torno a dos escalas electorales inminentes en el interior: las PASO del próximo domingo en Santa Fe y las generales del 12 de mayo en Córdoba. En la mayor provincia litoraleña, el precandidato a gobernador por Cambiemos, José Corral, aparece tercero en las encuestas. Macri no viajará para apoyarlo. En su entorno temen perjudicar al dirigente radical e intendente de la capital provincial que, para algunos sondeos que maneja Cambiemos, podría quedar cuarto en la pelea con el socialismo y el peronismo. En el caso cordobés, Cambiemos se encamina a una derrota segura, no sólo por la imposibilidad de unificar a los dos candidatos radicales, como Mario Negri y Ramón Mestre, sino porque el peronista Juan Schiaretti se encamina a lograr su reelección con la posibilidad de quitarle al radicalismo el control de la capital provincial.

En la Casa Rosada sostienen que están preparados para esos cimbronazos electorales y que la apuesta está concentrada para agosto.

En consecuencia, la campaña por la reelección de Macri está en revisión, mientras Vidal se prepara para “militar” el congelamiento de precios. Lo hará sin otra herramienta que la reventa de medidas que ya lanzó hace dos años y que Balcarce 50 no quiso aplicar hasta vivir la resignación que le provoca a sus funcionarios el impacto imparable de la inflación en la credibilidad de Macri.

“En Buenos Aires la situación es compleja. Sólo apuestan a que las medidas funcionen, pero no tienen nada nuevo para anunciar”, se lamentó un dirigente del PRO con despacho en el Palacio de Hacienda. “No le podemos pedir nada a ninguna provincia opositora, están en elecciones, lo único que podemos hacer es accionar nosotros”, resumió la fuente, que reconoce el malestar de Vidal, y de los mandatarios radicales. Todos debieron financiar con sus fondos el freno a las tarifas. “Es un paso a paso cada semana. Apuntamos a que las medidas desaceleren los precios. Con esta desindexación esperamos que los precios tomen un sendero hacia abajo, así afloja la tensión, pero mientras tanto deberemos aguantar”, confió un funcionario con acceso a la mesa chica que rodea el presidente.

El comando de campaña celebró la Semana Santa con el video de la diputada Elisa Carrió. La jefa de la Coalición Cívica les habló a los desencantados, les anunció que vienen meses duros, pero que sería peor volver al pasado. En ese contorno se moverá el discurso de Cambiemos hasta que el gobierno compruebe si las medidas, que no convencen a su núcleo duro, pueden dar alguna respuesta transitoria a la crisis . «

Pascuas y descanso oficial

Tras los anuncios de las medidas paliativas para hacer frente a la crisis económica y el impacto de la inflación en pleno año electoral, el presidente Mauricio Macri viajó a la provincia de Córdoba para descansar junto a su familia durante el fin de semana largo por la celebración de las Pascuas.

El mandatario se alojó en un country de la ciudad cordobesa de Alta Gracia junto a su esposa, Juliana Awada, y la hija de ambos, Antonia. Se trata de un predio privado exclusivo que cuenta con una cancha de golf de 18 hoyos y una hostería para el turismo de alto nivel. El presidente y su familia se trasladaron desde Buenos Aires en helicóptero.

Por su parte, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, viajó este fin de semana largo a Nueva York donde, según confiaron fuentes de su entorno, mantendrá a partir del lunes reuniones con inversores.

Mañana, el alcalde de la Ciudad tiene previsto participar de un desayuno de trabajo organizado por el Council of the Americas en Nueva York. La anfitriona será Susan Segal.

Tiempo Argentino

También podría gustarte