Boca igualó con Vélez en el regreso de Mauro Zárate a Liniers

Vélez no pudo pasar del empate sin goles ante un Boca que llegó cansado a Liniers tras el trabajoso triunfo del jueves contra Atlético Paranaense por Copa Libertadores. Y más allá del morbo en torno a la presencia de Mauro Zárate en el José Amalfitani, ahora todo se definirá en la Bombonera.

Zárate, que despertaba más atracción en la previa casi que el propio partido, fue insultado por la hinchada velezana desde que se entonaron los himnos al comienzo del partido hasta que salió de la cancha después de jugar los 90 minutos de manera irregular.

Y tal vez eso fue lo más llamativo de la noche de Liniers, porque en lo futbolístico el partido dejó atrás las expectativas y si bien el que estuvo más cerca de la victoria fue Vélez, el encuentro se desarrolló dentro de un nivel muy flojo de ambos equipos.

El local tuvo las chances más claras, pero se topó con una muy buena noche del arquero Esteban Andrada. Boca desplegó un esquema defensivo que le dio réditos, aunque no tuvo peso en ataque.

La serie válida por los cuartos de final de la Copa de la Superliga se definirá el próximo miércoles, en la Bombonera.

Diario Popular

También podría gustarte