Médico yanqui abusó de 177 estudiantes

Un médico de los equipos deportivos de la Universidad de Ohio State, en Estados Unidos, abusó sexualmente de al menos 177 estudiantes entre 1979 y 1996 mientras la institución educativa ignoró las quejas, según un informe revelado en las últimas horas.

Se trata del médico Richard Strauss, quién se suicidó en 2005, de acuerdo al informe elaborado por los estudios de abogados Coie LLP y Perkins, que reveló que la universidad “tenía conocimiento” de los abusos sexuales desde al menos 1979 pero las quejas en su contra no fueron tomadas en consideración hasta 1996.

Ese año fue apartado de sus funciones como médico deportivo, aunque siguió en nómina de la universidad hasta jubilarse en 1998, informó este vienes EFE. Los abusos afectaron a atletas de al menos 15 deportes y a otros estudiantes a los que Strauss trató en el centro de salud de la universidad o en su clínica fuera del campus.

Según el informe, los varones se quejaban de que “Strauss realizaba rutinariamente exámenes genitales excesivos y aparentemente innecesarios bajo el punto de vista médico, independientemente de la condición médica que los estudiantes-pacientes presentaban”.

Los actos de abuso abarcaron desde tocamientos hasta el punto de la erección o eyaculación a otros más sutiles como pedir bajo pretexto médico a los pacientes que se desnudasen por completo sin ser necesario.

De los 520 ex estudiantes entrevistados para realizar el informe, 177 reconocieron haber sufrido abusos por parte de Strauss y otros 38 dijeron haber tenido una experiencia parecida con un médico en esa universidad aunque no pudieron identificarlo.

“Muchos de los estudiantes sentían que el comportamiento de Strauss era un ‘secreto a voces’, al creer que sus entrenadores y otro personal médico era plenamente conocedor de las actividades de Strauss, pese a que pocos parecían dispuestos a hacer algo para detenerlo”, indicó el informe.

El presidente de la Universidad Ohio State, Michael V. Drake, se disculpó a través de un mensaje a toda la comunidad universitaria “a cada una de las personas que sufrieron los abusos de Strauss”.

Crónica

También podría gustarte