Desesperante: Un niño fue a la comisaria a pedir ayuda

Un hecho de singulares características se vivió ayer en horas de la mañana en una vivienda de Puerto San Julián, provincia de santa Cruz, donde un hombre habría pretendido quitarse la vida y alarmó a toda la familia.

Era casi el mediodía en San Julián cuando de repente un niño de escasos 8 años ingresó a una de las comisarías de la localidad, solicitando que la policía fuera de inmediato a su casa del B° 96 Viviendas, indicando que su papá se quiso quitar la vida.

Ante semejantes dichos la policía acudió de inmediato a la propiedad, logrando conversar con la mujer (34), quien sería la madre del nene que minutos antes había llegado a la dependencia. Ella, indicó que alrededor de las 11:45 hs., al regresar del gimnasio municipal junto a su hijo menor, escuchó el ruido que provoca una silla al caer, situación que la induce a actuar rápidamente e ingresar a la propiedad y al ver a su pareja colgado con una soga, la primera reacción habría sido sujetarlo, mientras otro de los hijos cortó la soga con un cuchillo.

Posteriormente, ante ese panorama llamaron al hospital, quienes se presentaron raudamente y evacuaron al hombre hacía el nosocomio donde se certificó que la persona resultó con lesiones de carácter leves. Presentando una lesión lineal a la altura del cuello del tipo superficial no traumática, como consecuencia de haber tenido la soga en su cuello.

El paciente quedó internado en observación, siendo asistido por una psicóloga. Desde la Justicia se planteó que tenga custodia policial.

En torno al caso se realizaron las diligencias de rigor junto a personal de la División Gabinete Criminalístico de Puerto San Julián, procediéndose al secuestro de dos trozos de soga y un cuchillo con mango blanco tipo carnicero.

Cabe acotar que sobre el particular se informó al Juzgado de Instrucción N° 1 y al ministerio Fiscal de Puerto San Julián.

También podría gustarte