Viviana Saccone: “Tengo que cuidar mucho el mango aunque el derroche no está en mi naturaleza”

La obra “Brujas” tiene una gran historia en la calle Corrientes. Es una de las piezas teatrales que más convocaron a lo largo de la historia del teatro porteño. Años y años en cartel. Ahora vuelve a la tradicional avenida de la Ciudad de Buenos Aires y con un elenco renovado. Debutan el jueves 30 en el Teatros Astros. Charlamos con Viviana Saccone, una de las protagonistas que viene de hacer el mismo espectáculo en Villa Carlos Paz pero en otro personaje distinto del que hará ahora. Completan el elenco: Andrea del Boca, Andrea Bonelli, Romina Richi y Eleonora Balcarce.
Se vienen las Brujas…
Una vez más en Brujas, no queda nada, el 30 de mayo estrenamos así que faltaba pocos días.

¿Por qué aceptaste ser otra vez una Bruja?
Porque es una obra divina, porque la hice este verano en Carlos Paz y se dio la posibilidad de hacerla en Buenos Aires. Así que cuando se concretó esa posibilidad no lo dudé.

Ahí escuché que vas a hacer otro personaje…
Hubo algunas modificaciones, dos actrices no podían seguir entonces hubo un cambio, yo pasé hacer el personaje que hacía en su momento Moria Casán, de Luisa. Me pareció un desafío muy lindo hacer dos personajes en una obra que tiene cinco. Así que poder disfrutar de dos personajes me pareció bárbaro.

¿Y poder trabajar con Andrea del Boca?
Una vez más, ya trabajamos 2 veces, en televisión, que es distinto.

Ella no había hecho mucho teatro…
Sí, hacía como cinco años que no hacía, pero va a estar bueno…

¿Se tiene algo de Brujas en la vida real?
Mucho. Todas. Todas somos bien Brujas en el mejor sentido de la palabra. Ese modo de decir que las mujeres son Brujas, despectivo, es algo que creo que está distorcionado de lo que es en realidad una Bruja.

¿Cómo creés que va a ser la respuesta de la gente?
Yo creo que desde hace unos años a esta parte impactó muchísimo porque cuando la gente tiene que cuidar el mango una de las primeras cosas que deja es lo que no es necesario para vivir. Y cuando puede se dedica al esparcimiento. Y el teatro para mucha gente es esparcimiento. Hay otra gente que lo vive un poco como más intenso, cultural, que está buenísimo poder transitar, pero bueno, a veces se le hace difícil a la gente el acceso al teatro. Bajó mucho y dentro de eso que bajó mucho, comparado con otros años, yo espero que nos vaya bien. Me parece que el espacio teatral tiene que seguir adelante como un refugio muy importante para la cultura, para la identidad, para repreguntarnos quiénes somos, dónde queremos ir…

¿Y a vos cómo te impacta la crisis?
A mí me toca como a todos. Vivo en este país, en esta realidad, y también me toca adaptarme a esta situación crítica que estamos viviendo. Así que sí, tengo que cuidar el mango muchas veces. Hacer recortes, de todos modos tiene que ver con mi naturaleza, no soy una persona que me gusta el derroche, naturalmente soy cuidadosa, porque vengo de una familia de trabajadores que siempre se cuidó. Hay algo de mi naturaleza que tiene que ver con eso. Pero hay momentos que se pone más intensa la cosa. Voy al supermercado, hago las compras, miro cuándo puedo bajar y cuándo no.

Primicias Ya

También podría gustarte