El oficial brutalmente golpeado perdió la visión de un ojo

Se trata del oficial Gareca, oriundo de Río Gallegos, que prestaba funciones en Pico Truncado y que ahora se encuentra hospitalizado en Caleta Olivia, provincia de Santa Cruz, tras haber sido atacado en patota por manejar en estado de ebriedad y chocar varios autos.

Fuentes consultadas por Santa Cruz en el Mundo dieron cuenta del estado de salud del efectivo policial y la evolución de sus heridas. El parte médico del joven agente confirma: “la pérdida total de la visión del ojo izquierdo producto del traumatismo recibido con un objeto contundente. Esto se suma a la intervención que ya fue sometido por fractura del Arco Cigomático. Por delante le queda como mínimo otra operación sobre el lado izquierdo de la cara donde tiene múltiples fracturas, para este procedimiento se está a la espera de una prótesis de platino”. Por lo pronto aún se encuentra en el hospital zonal de Caleta Olivia.

Respecto de los autores del ataque, se supo que en la jornada de ayer se llevaron adelante dos allanamientos por la causa que está caratulada como “lesiones gravísimas”.

Investigadores a cargo de los procedimientos indicaron que uno se realizó en una vivienda ubicada en la calle Lago Posadas al 300 mientras que el restante en una morada ubicada sobre la Avda. San Martín.
En ambos procedimientos se secuestraron un Chevrolet Aveo y un Corsa. Los dos se encuentran chocados y se presume que habrían sido impactados por Gareca. En los procedimientos, cuatro personas debieron fijar domicilio por la causa que todavía está en etapa de instrucción.

También podría gustarte