Valencia superó al Barcelona y es el campeón de la Copa del Rey

Valencia le ganó esta tarde 2-1 a Barcelona en la final de la Copa del Rey que se disputó en el Estadio Benito Villamarín del Betis y festejó su octavo título en esta competencia que lo tiene como el quinto máximo ganador del certamen, tras Barcelona, Athletic Club, Real Madrid y Atlético de Madrid. Los goles fueron convertidos por Kevin Gameiro (PT 21m) y Rodrigo Moreno (PT 33m), mientras que Lionel Messi (ST 27m) descontó para el equipo perdedor.

El encuentro arrancó con un tremendo error de Lenglet, que a los 4 minutos rechazó para el medio desde el piso y dejó a Rodrigo mano a mano con Cillessen: el delantero, en vez de definir de primera, quiso dejar en el camino al arquero, y le dio tiempo a Piqué a ponerse sobre la línea para salvar el arco del Barcelona, en un aviso de lo que se vendría. Messi, que fue la máxima referencia ofensiva del elenco Culé ante la ausencia de Luis Suárez, tuvo su primera aparición a los 17, cuando de derecha buscó estuvo cerca pero vio cómo la pelota se iba al córner tras el desvío en el brasileño Gabriel. Apenas un intento, antes del vendaval Ché.

Porque en dos ataques por las bandas, el equipo de Marcelino golpeó por duplicado y sacó una ventaja fundamental. Primero, a los 21 fue por la izquierda, donde José Gayá picó al vacío para recibir un pelotazo aéreo y encontrar en la medialuna del área a libre de marca a Gameiro, que controló haciendo pasar de largo a Jordi Alba y sacó un potente remate para el 1-0. Poco después, a los 33, el sector para lastimar fue el derecho: el que ganó la banda a pura velocidad fue Carlos Soler, quien dejó pintado a Alba y con un potente centro encontró la cabeza de Rodrigo Moreno, quien puso el 2-0.

En el final del primer tiempo intentó el Barca con un buen remate de Messi que controló bien el arquero volando sobre un palo, y al minuto, fue Rakitic el que probó también sin éxito. El partido se fue 2-0 al descanso. En el complemento las cosas cambiaron. Barcelona tomó las riendas del partido con la Pulga a la cabeza y maniató al Valencia desde el comienzo. A los 11, el argentino estuvo muy cerca con una buena jugada que terminó con un remate que pegó en el travesaño y en el palo, y tampoco pudo ser en el rebote de Arturo Vidal. A los 25, Piqué -en posición de 9-, recibió una asistencia al punto del penal y buscó definir contra un palo, sin suerte.

El descuento llegó a los 27, cuando Lenglet ganó muy bien de arriba en un córner, Jaume respondió mejor aún, pero el rebote le quedó servido a Messi, que la empujó para el 1-2. Los minutos finales se jugaron todos en las cercanías del área del Valencia. Barcelona acumuló gente en el área Ché, metió una innumerable cantidad de pelotas a la zona custodiada por Garay y compañía pero no pudo ser. Como tampoco el tercero de Valencia, que tuvo varias contras en los minutos finales como para no sufrir. El silbatazo final volvió a consagrar campeón a Valencia tras once años, justo en su año Centenario. Barcelona, pese a la Liga, cerró una temporada de frustraciones.

T y C

También podría gustarte