Misiones: Alumno de 15 años quiso apuñalar a otro en una discusión “de barrio”

El hecho fué en Eldorado dos alumnos de 14 y 15 años discutieron y uno de ellos atacó al otro con un cuchillo porque le cuestionaba el barrio donde residía.

El incidente de discriminación y violencia física fue alertado a las 9 a la comisaría Primera de la Unidad Regional II. Ya que en un baño del colegio público mencionado (avenida Sarmiento y calle Río Araza) un menor fue herido en una mano al intentar defenderse del ataque.

Según las fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN, el drama se desató luego de un cruce de bromas por la pertenencia o no a distintos sectores de la ciudad. Las chanzas se transformaron en empujones y amenazas en el espacio cerrado de los sanitarios. Compañeros de cada curso habrían intentado frenar la pelea, pero no lo lograron, hasta que fueron varios los que intervinieron al ver que el más chicos de los enfrentados tenía sangre en la palma de una mano y el otro un cuchillo que extrajo de un bolsillo.

Rápida fue la reacción de docentes y preceptores que dieron aviso a su vez a la directora del establecimiento, Lidia Lisik, profesora que recibió primero a los paramédicos de la Red de Traslado y luego a los efectivos de la UR-II para las respectivas denuncias y trámites de rigor.

El adolescente lastimado no presentó una cuadro de gravedad que requiriera internación. De todas maneras fue entregado luego a sus padres para su cuidado.

En diálogo con este Diario, Lisik dio su versión de lo ocurrido y adelantó las medidas que se tomaron y analizan poner en práctica para prevenir otros ataques: “Aclaro que fue un raspón, nada más, nada de gravedad, no le abrió la mano pero le provocó una herida”.

“Estamos sorprendidos porque acá, en esta escuela, nunca ocurrió algo así. Los chicos tienen buena disciplina, hay comunicación constante. No obstante recibimos el gabinete psicopedagógico para brindar contención a los chicos y todo lo sucedido fue comunicado al Consejo Consultivo para que se inicie el trámite de protocolo, debemos seguirlo y no tomar determinaciones antes”. También confirmó que “vinieron a revisar al alumno y no se registró una lesión grave. Llamamos a los tutores y se elevó todo a los superiores”.

La docente también reconoció: “Algunos chicos se sienten discriminados por la zona o barrio donde viven y hay otros que por ahí tienen más personalidad o carácter fuerte y en lo que parecía un juego no una pelea, se les fue de las manos porque no fueron sólo cargadas de barrio, hubo agresión”.

“Es la primera vez que me toca un hecho así. Mañana (por hoy) se realizarán nuevas reuniones con el gabinete y vamos a tratar de acompañar el problema con charlas y talleres para prevenir nuevos episodios, es una cuestión social, hay que atenderla, trabajar contra la violencia”.

Primera Edición

También podría gustarte