Hasta dos millones de sirios podrían refugiarse en Turquía si recrudece la violencia en el noroeste

La ONU alertó hoy que si se intensifican los combates en el noroeste de Siria, el último bastión de los rebeldes que luchan contra el gobierno de Bashar al Assad, hasta dos millones de sirios podrían buscar refugio en Turquía ya que los fondos humanitarios son cada vez menores.

El Ejército sirio, apoyado por Rusia, lanzó hace semanas una operación terrestre contra los rebeldes acompañada de bombardeos aéreos que ya dejaron decenas de miles de desplazados.

“Nuestro miedo es que si esto continúa, y si las cifras siguen aumentando, y si el conflicto se intensifica, podamos ver realmente cientos de miles de personas, un millón, dos, dirigiéndose hacia las fronteras con Turquía”, advirtió el coordinador regional humanitario de la ONU para la crisis en Siria, Panos Moumtzis.

El funcionario calificó también de “catástrofe” lo que está ocurriendo y pidió una rápida intervención “por el bien de la humanidad”, informó la agencia de noticias Europa Press.

“Hace unos meses pedimos asegurarnos de que el escenario de pesadilla no se produzca. En realidad, se está desarrollando delante de nuestros ojos mientras hablamos”, se lamentó.

La ofensiva que comenzó a fines de abril, centrada principalmente en la parte sur de la provincia de Idlib y las zonas adyacentes de las provincias de Hama y Latakia, supone el choque más intenso entre Al Assad y los rebeldes desde el pasado verano.

Moumtzis reconoció que la situación se está deteriorando y que el acuerdo alcanzado entre Rusia y Turquía para crear una zona de no agresión en la región no se mantiene de forma efectiva.

“Vemos una ofensiva que está teniendo como objetivo, o teniendo un impacto, en hospitales y escuelas en zonas civiles, en áreas donde hay población y en zonas urbanas, lo que no debería estarse produciendo conforme al Derecho Internacional Humanitario”, subrayó Moumtzis.

La ONU solicitó este año 3.300 millones de dólares para cubrir las necesidades humanitarias en Siria, pero hasta ahora solo recibió 500 millones, lo que deja el esfuerzo de asistencia “con lo justo”, denunció finalmente Moumtzis.

Conclusión

También podría gustarte