Aparecieron más denuncias contra el profesor de música acusado de abusar de sus alumnitos

Una decena de familias denunció que el profesor de música acusado de abusar de 13 niños en un jardín de infantes de Ituzaingó cometió ataques similares contra alumnos del establecimiento de nivel inicial 960 de la localidad bonaerense de Trujui, en el partido de Moreno, informaron este sábado fuentes judiciales.

El viernes por la noche, más de 200 personas entre familiares y amigos de los alumnos reclamaron “justicia” en la plaza 20 de Febrero, en el centro de Ituzaingó, por lo hechos ocurridos en ambos jardines y que tiene como acusado de “abuso sexual” al profesor Diego Francisco González.

Durante esta semana los padres de al menos 15 niños del jardín del barrio Mariló, de Villa Trujui, realizaron las denuncias en la UFI 8 del Departamento Judicial de Moreno y General Rodríguez, a cargo de la fiscal Gabriela Urrutia, que se suman a las que ya investiga la fiscal de Ituzaingó Gabriela Millán.

Según fuentes judiciales, la modalidad de los juegos que expresaron los alumnos de sala Celeste del jardín 960 coincide con la que manifestaron los niños que asisten al jardín 909 situado en Villa Gobernador, de Ituzaingó.

De acuerdo a las denuncias, González les hacía chocar las palmas, manos, lenguas y cuerpos y también “el juego del tiburón”, situaciones que el docente les mostraba con la señorita a cargo del grupo, en el caso de Ituzaingó, para que lo hagan entre ellos. Esto sucedía mientras les tocaba los genitales y la cola, algo que también relatan que ocurría los niños que asisten al jardín de Moreno.

Según publicó Crónica, los nuevos casos salieron a la luz luego de lo denunciado en Ituzaingó, donde ya fueron apartados de sus cargos el profesor de música -único imputado-, la profesora de educación física y la maestra de la sala.

“Al parecer los tres docentes aparecen en las denuncias de los padres como participantes”, dijo a Carlos Álvarez, inspector de la Región Educativa 8 de la provincia de Buenos Aires.

También fue apartada “la directora del jardín por ser la responsable de conducir la institución”, indicó Álvarez. Fuentes judiciales agregaron que “se va a entrevistar a los menores, en cámara Gesell, para determinar que el delito se haya cometido”.

“Ese profesor había sancionado a mi sobrino porque el nene le pegó una patada, pero cuando sus padres hablaron con él, el chico se negaba a hablar porque decía que ‘era un secreto’, hasta que les confesó que el profesor le había tocado la cola y los genitales y que cuando le había dicho a la maestra, ella le dijo que ‘eso no se decía, que estaba mal'”, contó la tía de uno de los niños.

Que Pasa Salta

También podría gustarte