Policías disparan una taser contra una mujer de 87 años que tenía un cuchillo

Los abogados defensores de una anciana de origen sirio difundieron recientemente el video de su arresto, en el que recibió la descarga de una pistola táser por parte de un agente de la Policía de Georgia (EE.UU.).

Las imágenes del incidente, que tuvo lugar el 10 de agosto de 2018, fueron obtenidas de la cámara corporal de un oficial que participó en la detención de Martha Al-Bishara, que en ese entonces tenía 87 años y que no habla inglés. En la grabación, que recoge tanto los momentos previos como posteriores al hecho, se puede ver a la mujer caída en el suelo y se oyen sus quejidos después de la descarga eléctrica. También muestra como la recogen y la esposan. Uno de los agentes reclama al que disparó: “¿Por qué no te detuviste?”.

El suceso ocurrió a partir de una llamada telefónica en la que se reportó que la mujer había invadido una propiedad y que caminaba con un cuchillo por la calle. Según la Policía, el agente decidió aturdir a la anciana después de que esta desobedeciera sus repetidas órdenes para que soltara dicha arma blanca, a pesar de que intentó hacerse entender tirando su propia navaja al suelo. “Una mujer de 87 años con un cuchillo tiene todavía la capacidad de lastimar a un oficial”, aseguró la institución.

Al-Bishara pasó dos horas en prisión tras ser acusada de obstrucción a las labores de un oficial de policía y de allanamiento ilegal. El abogado de la anciana, Jeff Dean, afirmó que prepara una demanda por uso excesivo de fuerza, que será presentada en los próximos dos meses. También aseguró que después del incidente la octogenaria no ha sido la misma y se resiste a salir y recorrer la comunidad donde ha vivido durante los últimos 20 años.

“La barrera del lenguaje fue obviamente un problema en este caso, pero el hecho es que no hubo necesidad de paralizarla. No había peligro”, señaló Dean.

Los familiares explicaron que Al-Bishara simplemente estaba cortando dientes de león, con un cuchillo de cocina, en los alrededores de su casa en Chatsworth, a unos 136 kilómetros al norte de Atlanta. En su opinión, los oficiales debieron haber tenido más paciencia con la mujer.

Diario Panorama

También podría gustarte