Droga, detenidos, golpes a una policía, todo en unas horas y con los mismos protagonistas

Durante el pasado fin de semana la División Comisaría Cuarta realizó un procedimiento donde se incautó una importante cantidad de marihuana. Esta circunstancia comenzó a partir de un llamado telefónico, donde se indicaba que en la intersección de las calles Caseros y Ramón y Cajal, en la ciudad de Río Gallegos, capital de la provincia de Santa Cruz, había un hombre armado.

Ante esta situación personal de la División Cuarta concurre al lugar aproximadamente a las 00:30 horas del domingo y no encuentran a nadie, ante esta realidad, comienzan una recorrida por calles adyacentes, teniendo como datos los que se habían indicado en la comunicación telefónica pertinente. Consultado el vecino nuevamente para ampliar y brindar alguna otra reseña, manifestó que había pasado en su auto por el lugar, observando a dos sujetos a un costado de un auto marca Peugeot 207 de color gris, donde uno de ellos empuñaba un arma de fuego apuntándole a quien estaba dentro del vehículo, por eso él decide alertar a la policía.

A partir de ese momento, se dio un alerta con las características del automóvil. Luego el personal del Comando Radioeléctrico dio aviso que tenían demorado un rodado de similares características a la solicitada en la calle Ramón y Cajal y Potosí. Es el momento que los efectivos del Comando se aprestan a identificar al único ocupante del Peugeot, el conductor realiza una maniobra brusca y emprende la huida embistiendo un efectivo policial, lo siguen y logran alcanzarlo en calle Ituzaingó al 800, detienen al sujeto (30) que pretendía ingresar a un domicilio, que luego se determina que era el propio. Desde allí lo trasladan a la dependencia policial dejando una consigna en el lugar.

A continuación se informa de los acontecimientos al juzgado de Instrucción Nº 2, solicitándose una requisa personal y vehicular. En la requisa personal da negativo respecto de encontrar el arma, seguidamente se hace la requisa en el vehículo y se encuentra algunos paquetes de una sustancia aparentemente prohibida y mucho dinero en efectivo de moneda nacional, algunos dólares y hasta pesos de moneda uruguaya. Tampoco se halló el arma que se buscaba.

En ese momento se da intervención a Narcocriminalidad, quienes llevan adelante el procedimiento, dando positivo el narcotest orientativo de campo, denotando que se estaba en presencia de Cannabis Sativa (marihuana). Ante esta nueva situación se da intervención al Juzgado interviniente, desde donde se dispone que una vez concluidos los plazos legales, fije domicilio y quede en libertad.

Asimismo, se solicitó la presencia de Patrulla Urbana, quienes efectúan el test de alcoholemia, que le dio positivo, por lo tanto, se secuestró la unidad automotriz.

Alrededor de las 04:40 horas se da inicio a una nueva causa, si bien está relacionada, surge una circunstancia distinta, un vehículo marca Volkswagen Gol, ingresa a la calle Ituzaingó en contramano, (donde se había colocado consigna para preservar el rodado marca Peugeot 207), el cual era conducido por una mujer, al acercarse el personal ella comienza a insultar a los efectivos diciendo que el conductor del Peugeot era su sobrino, su pariente. Se le solicita la documentación del rodado y continua con los improperios ofuscándose cada vez más, hasta que se sube al auto y emprende la huida, los efectivos la siguen deteniendo su marcha en calle Los Pozos al 800, al ir a identificarla una de las brigadas recibe la agresión de la mujer, mediante golpes de puños, en ese momento sale la sobrina de la vivienda donde estaba estacionado el Gol y comienza a los gritos arrojando elementos a las brigadas metiéndose nuevamente en la casa. Uno de los objetos que arrojó impactó en el ojo a la otra Brigada, ocasionándole lesiones leves.

Ante esta situación la conductora (46) del Gol es detenida y llevada a la Comisaría dándole nuevamente intervención al Juzgado Nº 2. Iniciándose una causa por “atentado y resistencia a la autoridad, amenazas y lesiones leves”. Desde la Justicia se ordena que una vez cumplidos los plazos legales, fije domicilio y recupere la libertad.

También se solicitó la presencia de Patrulla Urbana solicitándole la documentación y ante en test de alcoholemia el resultado fue negativo, pero igualmente se procedió al secuestro de la unidad por evadir el control y darse a la fuga.

También podría gustarte