Mezclaron cadáveres en el hospital y los entregaron a las familias equivocadas

Dos familias que perdieron a un pariente el mismo día aún no pueden despedir en paz a los difuntos por un tremendo error cometido en el Hospital Muñiz, situado en el barrio porteño de Parque Patricios. En el establecimiento confundieron los cuerpos y, como resultado, un cadáver fue enterrado por la familia equivocada y el restante quedó secuestrado como material de investigación. Ambos grupos perjudicados exigen justicia y respuestas.

Una mujer de 41 años y otra de 53, que no tenían ningún vinculo parental en común, fallecieron este último fin de semana en el establecimiento situado en la calle Uspallata al 2272. Los familiares de las difuntas identificaron los cuerpos pero, luego, en una drástica confusión, las autoridades del nosocomio confundieron los cadáveres y entregaron los restos a los parientes equivocados.

La mayor consecuencia del tremendo error se produjo tras la primera entrega, ya que los parientes de la mujer de 53 decidieron hacer un velorio a cajón cerrado y lloraron a su familiar sin percatarse que el cadáver pertenecía a una desconocida para ellos. “Le dimos el último adiós, realizamos la ceremonia y nos dirigimos a nuestras casas. Cuando llegamos, un empleado de la cochería vino a avisarme que la mujer que enterramos no era mi suegra. Estábamos descolocados, destruídos, desesperados, no entendíamos nada”, dijo uno de los afectados a cronica.com.ar.

Mientras que esta familia despedía el cuerpo equivocado, los parientes de la mujer de 41 estaban desesperados buscando a su allegada, ya que cuando les mostraron los restos de la señora de 53, se percataron de inmediato que ese cadáver no pertenecía a su emparentada. “Nos trajeron el cuerpo de una difunta que no conocíamos y, cuando se dieron cuenta del error, empezaron a hacerse los distraídos. Dijeron que había muchos cuerpos y comenzaron a demorar la entrega”, dijo Silvina, la hermana de la fallecida.

“Después de tantas idas y vueltas, mentiras y engaños, un empleado de la cochería reveló lo que estaba pasando. ‘Pregunté y trabajadores del hospital me dijeron que se mandaron una cagada y dieron un cuerpo que no era’, nos dijo el hombre”, agregó la mujer.

La primera familia veló el sábado por la tarde al familiar equivocado, que permanece enterrado en el cementerio de Monte Grande. En tanto, esperan el cuerpo correcto que se encuentra secuestrado como material de investigación. El segundo grupo de parientes, oriundos de Ciudad Evita, aún no pueden dar un cierre al doloroso momento.

Las mujeres fallecidas

La señora de 53 años falleció tras sufrir un paro cardiorrespiratorio. Según relató su familia, tienen que esperar a que el fiscal descubra quién cometió el error para que de la ordén de entierro y de exhumación del otro cuerpo.

Agregaron: “No podemos velarla, no nos dieron una respuesta concreta. Queremos retirar el cuerpo y poder enterrarlo, nadie se hace cargo de nada, ni del traslado”.

En tanto, la mujer de 41 murió por un cuadro de neumonía y tenía dificultades respiratorias desde sus 17. La difunta era madre de una nena y esperaba un trasplante de pulmón que nunca llegó en el hospital mencionado. La familia contó: “No nos dan respuesta. El fiscal de guardia dijo que recién el miércoles van a empezar a mover los papeles para ver si se puede levantar el cuerpo”. Realizaron la denuncia en la Comisaría N°4 de Parque Patricios.

Crónica

También podría gustarte