Todo comenzó cuando pidieron dos vinos fiados

El pasado lunes se presentaron en un comercio del Bº Bicentenario dos sujetos a pedir fiado un par de vinos ante la negativa de la dueña del local, la amenazaron con romperle los vidrios de una de las ventanas y al retirarse cumplieron con lo dicho destrozando uno de los cristales.

La propietaria se comunica con la policía, quienes de inmediato acudieron al lugar, logrando detenerlos a ambos individuos (28 y 32) a pocas cuadras del comercio, trasladándolos a la dependencia. Donde se informó de lo acaecido al juzgado de Instrucción Penal Nº 2, desde donde se impartió la orden de que una vez cumplidos los plazos legales, fijen domicilio y recuperen la libertad.

Asimismo, se dio intervención al personal de la División Gabinete Criminalístico, quienes hicieron las diligencias peritales en el lugar.

Pero ahí no terminó la cosa…

Esta situación habría motivado que ayer en horas de la madrugada, alrededor de las 04:00 horas, reaccionara el propietario del negocio quien se acercó a la casa de uno de los involucrados en la rotura de vidrios, con dos personas más, para terminar pegándole una feroz paliza, además de golpearlo en la cabeza con la culata de un arma de fuego, garrotazo que le habría quebrado la zona orbital de uno de los ojos.

Como consecuencia, de ésta situación en el día de la fecha en horas del mediodía los efectivos de la División Comisaría Séptima junto al personal del GOE hicieron un allanamiento en la vivienda, en el comercio y una requisa en el vehículo resultando todo negativo.

Cuando se llevaba a cabo el procedimiento en cale 42 y 25, del Bº San Benito, el dueño no se hallaba en el lugar, minutos después arribó en su vehículo, siendo detenido por la policía y llevado hacia la dependencia donde por orden de la Justicia fijó domicilio a disposición del juzgado interviniente.

También podría gustarte