Nueva York: una mujer apuñaló y mató a otra tras una discusión en el tren

Lo que pudo ser una discusión cualquiera o un momento pasajero de ira en el subterráneo de Brooklyn escaló a una brutal pelea que dejó una mujer muerta, por ende su hijo huérfano y la joven atacante con una condena de homicidio.

Las imágenes de testigos circulan en redes sociales donde se muestra el momento de la pelea entre las mujeres a la salida de un tren de la Línea 3 cuando llegó a Brownsville, Brooklyn, el lunes por la noche.

La cámara de vigilancia capturó el momento en que Latanya Watson, de 30 años, sigue a Mia Simmons, de 20 años, tuvieron una discusión en el tren 3 y posteriormente bajaron en la estación de Rutland Road-Sutter Avenue alrededor de las 21 hrs.

Visiblemente molesta Watson roció gas pimienta a Simmons cuando la tomó del cabello y comenzó a agredirla, por lo que la joven de 20 años respondió al ataque y sacó un objeto filoso de su bolso y ambas siguieron peleando.

Ante la mirada de diversas personas que no intervinieron para parar la discusión, Simmons clava en diversas ocasiones un objeto filoso (como tijeras o un cuchillo pequeño) para repeler el ataque, algunas de las estocadas dieron en su cuello desangrándola fatalmente.

Aunque fue llevada a un hospital cercano, Watson de 30 años, fue declarada muerta poco tiempo después debido a la gravedad de sus heridas.

Dejó a su hijo y a su pareja

“Ella fue a la escuela, se graduó, tenía un trabajo, fue a trabajar, tenía un hijo de 12 años”, dijo el padre de Latanya, Frank Watson. “Esta es una situación desafortunada, y aún no lo he entendido”.

“Muy alegre, muy dulce, muy respetuosa”, dijo la tía de Watson, Joan McGriff. “Le dio a la gente respeto todo el tiempo. Le importaban sus modales y le importaba su hijo y su negocio. Así que, no podría imaginarlo. Me sorprendió escuchar lo que sucedió”.

Por su parte, Jerelle Martin el novio de Latanya Watson, describió el momento en que los detectives le mostraron la escena del crimen y el sombrero que Watson usaba en su trabajo en la tienda de comestibles Fairway en Red Hook.

“Su gorro estaba tirado en un charco de sangre. Ella era mi reina”, dijo. “Ella fue la mujer más hermosa que he conocido en este mundo, y estas mujeres se quitaron la vida. Todavía no se siente real”, relató a la cadena televisiva ABC7.

Asimismo, el novio de Latanya relató porqué la mujer llevaba consigo una botella de gas pimienta. “Este es uno de esos tipos de vecindarios que no es seguro”, dijo Martin. “Le dije, ‘tienes que protegerte'”.

Vecinos y viajeros dicen que están hartos de la violencia.

“Siempre se habla de Black Lives Matter, pero ¿qué pasa con los negros que matan a los negros?” dijo la viajera Karen DeShields. “Eso no tiene sentido para mí”.

“Eso es triste”, dijo la viajera Cornelia Yearwood. “Necesitan poner más policías en el tren para proteger a las personas”.

Por el rastro de sangre detuvieron a la atacante

Más tarde, el martes por la mañana, la policía anunció que había detenido a la sospechosa luego de ubicarla en un hospital.

La sospechosa se cortó accidentalmente su propia mano durante el ataque del lunes por la noche, dejando atrás gotas de sangre que finalmente llevaron a la policía a la casa de su abuela a unas 10 cuadras de distancia, dijeron las fuentes.

Cuando los agentes, que también usaron el video de vigilancia, llegaron a la casa, un familiar les dijo que la mujer había estado en una pelea y había ido al hospital, donde pronto fue encontrada y arrestada, dijeron las fuentes.

Las autoridades recuperaron la ropa que la mujer aparentemente había estado usando en ese momento.

La mujer, Mia Simmons de East Flatbush, fue acusada de homicidio y posesión criminal de un arma.

Diario Panorama

También podría gustarte