Estados Unidos comienza sus redadas contra inmigrantes ilegales

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó que su país comenzará una redada masiva contra inmigrantes con orden de abandonar territorio estadounidense este 14 de julio.

“A las personas que entran de manera ilegal a este país las sacamos legalmente”, comunicó este mandatario el pasado 12 de julio.

En junio, el inquilino de la Casa Blanca ya advirtió a través de Twitter que deseaba retomar las deportaciones de inmigrantes ilegales después del 4 de julio, Día de la Independencia de EE.UU.

Sin embargo, Trump pospuso esa medida a petición de los representantes del Partido Demócrata en el Congreso estadounidense, informa The New York Times.

A pesar de que se esperaba que las redadas empiecen este domingo, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, indicó el sábado en su cuenta de Twitter que recibió reportes de que en la ciudad ya está en marcha la represión contra migrantes, y aclaró que los dos operativos registrados no tuvieron éxito.

El alcalde demócrata además compartió información para asesorar a los migrantes sobre sus derechos.

“No sabemos exactamente cuántas personas pueden verse afectadas en Houston han dicho que a nivel nacional será unas 2.000”, afirmó hoy el director ejecutivo de la ONG FIEL Houston, César Espinosa.en declaraciones a la agencia de noticias EFE.

Indocumentados y activistas en alerta

Houston es una de las nueve ciudades donde se espera den comienzo las redadas del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE,), anunciadas por Trump, para deportar a indocumentados.

El resto de ciudades son: Nueva York, Miami, Los Ángeles, San Francisco, Chicago, Atlanta, Baltimore y Denver. Estaba previsto que las redadas también se hicieran en Nueva Orleans, pero la llegada de un huracán obligó a suspender la operación.

Pese a que el objetivo de esas operaciones serán indocumentados con órdenes de deportación, según las autoridades, Espinosa alertó que “cuando (las agencias) Inmigración ingresa en una vivienda pueden pagar justos por pecadores, porque pueden abrir la puerta quienes no tienen órdenes de aprehensión contra ellos”.

De acuerdo a los datos de Espinosa, en Houston hay unos 600.000 indocumentados, “la mayoría son individuos pero también hay muchas familias”, de una población de 1,5 millones de inmigrantes, sobre todo de origen mexicano.

“Estamos a la espera de ver si Trump se concentra solo en las personas con órdenes de deportación”, apuntó el responsable de FIEL Houston.

Según el diario The New York Times, que cita a funcionarios de migraciones, las autoridades irán primero contra los 2.000 inmigrantes que ya han recibido una orden de deportación.

Entretanto, un hombre armado que en la madrugada de hoy lanzó bombas incendiarias contra un centro detención de inmigrantes en Tacoma, en el estado de Washington, murió a manos de la Policía, informó The New York Times.

Las autoridades señalaron que el hombre incendió un vehículo y trató de explotar un tanque de gas propano e incendiar las instalaciones.

Los hechos aún no han sido aclarados por la Policía de Tacoma, y solo se sabe que efectivos policiales dispararon y dieron muerte al hombre, pero se desconoce si este los atacó, informaron medios locales.

El nombre del agresor aún no ha sido divulgado por la Policía de Tacoma, pero si se anunció que el incidente no dejo heridos.

Mientras la oposición a la política migratoria de Trump crece a medida que salen a la luz las condiciones inhumanas a las que son sometidas las personas en los centros de detención fronterizos.

Trump venía amenazando con iniciar las redadas desde hace tres semanas, pero postergó durante un tiempo sus planes para darle una “oportunidad” a la oposición demócrata de negociar un cambio en el sistema de asilo en el país.

Sin embargo, ante la falta de diálogo, esta misma semana el mandatario retomó su agenda.

Diario Panorama

También podría gustarte