Cómo tratar los hongos en las uñas de los pies

Las infecciones por hongos de las uñas son producto de varios organismos micóticos y pueden ser difíciles de tratar. La afección puede presentarse a toda edad, aunque es más común entre las personas mayores. El tratamiento depende de la gravedad de la afección y del tipo de hongo que la causa.

El médico posiblemente te recete fármacos antimicóticos para tomar por vía oral o para aplicar sobre la uña. En algunas situaciones, vale la pena combinar la terapia oral con la tópica, aunque puede llevar meses hasta ver los resultados. Para realizar el diagnóstico el médico examinará las uñas y posiblemente las recorte o raspe los residuos que hay debajo de ellas para enviar una muestra al laboratorio a fin de identificar qué tipo de hongo causa la infección.

Algunas enfermedades, como la psoriasis, pueden ser muy similares a una infección por hongos de la uña. Las uñas también pueden infectarse por microorganismos, como las levaduras y las bacterias. Por lo tanto, saber la causa de la infección ayuda a determinar el mejor tratamiento.

Las infecciones por hongos de las uñas pueden ser difíciles de tratar. El tratamiento depende de la gravedad de la afección y del tipo de hongo que la causa, pero puede llevar meses hasta ver resultados. Por otro lado, aunque la afección de las uñas mejore, las infecciones se repiten con frecuencia.

El médico puede recetar medicamentos antimicóticos para tomar por vía oral o para aplicar sobre la uña.

En algunas situaciones, vale la pena combinar los tratamientos antimicóticos orales con los tópicos.
* Medicamentos antimicóticos por vía oral. Estos medicamentos suelen ser la primera opción, dado que eliminan la infección de forma más rápida que los medicamentos tópicos. Entre las alternativas están la terbinafina y el itraconazol, medicamentos que contribuyen al crecimiento de una nueva uña sin infección y que va lentamente reemplazando la parte infectada.

Por lo general, este tipo de medicamento debe tomarse entre 6 y 12 semanas; pero el resultado final del tratamiento no se verá hasta que la nueva uña termine de crecer por completo. Eliminar una infección puede demorar cuatro meses o más y las tasas de éxito del tratamiento con estos medicamentos parecen ser menores en los adultos de más de 65 años.

Los medicamentos antimicóticos para administración por vía oral pueden producir efectos secundarios que van desde erupción cutánea hasta daño hepático. En algunos casos, puede ser necesario hacer análisis de sangre para verificar cómo se encuentra la persona mientras toma este tipo de medicamentos. Los médicos posiblemente no recomienden estos fármacos a personas con enfermedades hepáticas o insuficiencia cardíaca congestiva, ni a quienes toman ciertos medicamentos.

* Esmalte de uñas medicado. El médico puede recetar un esmalte de uñas antimicótico llamado “ciclopirox”, que sirve para pintar las uñas infectadas y la piel que las rodea una vez al día. Tras siete días, se retiran con alcohol las capas superpuestas y se reinician las aplicaciones. Existe la posibilidad de que se deba aplicar este tipo de esmalte de uñas a diario durante aproximadamente un año.

* Crema de uñas medicada. La crema antimicótica se debe frotar sobre las uñas infectadas después de remojarlas. Estas cremas pueden funcionar mejor si primero se afinan las uñas, porque eso ayuda a que el medicamento penetre la superficie dura de la uña y llegue al hongo que se encuentra debajo. Para afinar las uñas, se puede aplicar una loción de venta libre con urea. El médico también puede afinar la superficie de la uña (desbridamiento) con una lima u otra herramienta.

* Cirugía. En ocasiones se puede sugerir una extracción temporal de la uña para poder aplicar el medicamento antimicótico directamente en la infección que se encuentra debajo de la uña. Algunas infecciones por hongos de las uñas no responden a los medicamentos. El médico puede sugerir la extracción permanente de la uña si la infección es grave o extremadamente dolorosa.

ESTILO VIDA

A menudo, es posible curar la infección por hongos de las uñas en casa:
* Intentar con cremas y ungüentos antimicóticos para uñas que son de venta libre. Existen varios productos. Si observás marcas blancas en la superficie de las uñas, primero limalas, remojalas en agua y secalas, antes de aplicarles la crema o la loción recetada.

* Recortar y afinar las uñas. Esto ayuda a reducir el dolor porque disminuye la presión sobre las uñas. Además, cuando se hace esto antes de aplicar un antimicótico, el medicamento puede llegar a las capas más profundas de la uña.

Antes de recortar las uñas o de usar una lima para afinar las uñas gruesas, ablandalas con cremas que contengan urea. Si tienes alguna enfermedad que hace deficiente la circulación sanguínea hacia los pies y no puedes recortarte las uñas, visita con frecuencia a un médico para hacerlo.

Fuente: Mayo Clinic

La Prensa