Caso Andrade: Preventiva para el puestero y los sobrinos del estanciero

Cumplidos los plazos legales con los que cuenta la justicia, el Juez de Instrucción, Dr. Carlos Narvarte decidió procesar con prisión preventiva a los tres imputados por el cruento crimen de Ricardo Andrade, el estanciero que, el pasado 21 de julio, fue encontrado muerto de un hachazo en la cabeza a metros del casco de su estancia Chacabuco.

Se tratan de Antonio Ampuero, el peón que halló los restos del estanciero y de Christian y Martín, los sobrinos de Andrade que habrían sido los últimos que vieron con vida a su tío.

La resolución de la Justicia se dio a la espera de las novedades sobre las muestras de sangre que se han enviado a analizar a centros especializados en la materia. Estas muestras son fundamentales para ver el grado de culpabilidad (si existe) de cada uno de los imputados.

Por lo pronto, continúan alojados en diferentes dependencias de la ciudad de El Calafate. Hasta el momento, no se han realizado ampliaciones de indagatoria, ni otros trámites judiciales.

Rastrillajes

Desde el 26 de julio pasado otro puestero es intensamente buscado: se trata de Mario Aguerre, un peón de la estancia La Federica. El, en un principio, era buscado para dar veracidad a la coartada de Ampuero. Él había indicado que, al momento de encontrar los restos de Andrade, estaba con Aguerre.

Desde aquel día, el paradero de Aguerre es un misterio. En el establecimiento en el que trabajaba indicaron que, cuando conoció la noticia de su orden de detención, tomó un revólver, se puso botas de goma y se escapó al campo.

Cuando la policía llegó, ya era tarde y, hasta ahora, no hay novedades sobre dónde puede estar. Desde la Comisaría de Tres Lagos, dependencia que intervino en el caso desde el primer momento, indicaron que Operaciones Rurales de El Calafate, baquianos de la zona, Canes de Río Gallegos y San Julián se encuentran apoyando los rastrillajes que se vienen realizando en la zona del Lago San Martín.

También podría gustarte