Santa Cruz: Alicia Kirchner reelige con el 22,7% de los votos

Desde el Partido Obrero de la provincia de Santa Cruz realizaron un balance del resultado de las elecciones del 11 de agosto, de lo que fueron las provinciales y las PASO a nivel nacional.

“La maniobra de Cristina Fernández de adelantar la elección y pactar con el Intendente de Calafate Javier Belloni, que se sume a la Ley de Lemas junto a Alicia K, le ha permitido junto con el viento a favor de la situación política nacional reelegir a un gobierno que deberá asumir después de 28 años de kirchnerismo con un exiguo 22,7 % de los votos.

Las que ganaron son las MINERAS Y LAS PETROLERAS

Las mineras “lubricaron” la campaña de Alicia y su “caravana de la alegría” con el Fondo UNIRSE (donaciones de las mineras para acción social). Los Kirchner gobernaron y van a seguir gobernando con el capital minero.

Las petroleras “aportaron” a la campaña del gobierno al “garante de la paz social” y responsable de los despidos, el petrolero Claudio Vidal.

La burocracia sindical de ATE, APAP y UPCN junto a la UOCRA y petroleros jerárquicos, sostuvieron el voto de una parte de los trabajadores en el “corralito” de Alicia; al igual que Vidal generó expectativas en un sector de petroleros y de la juventud desocupada y precarizada.

El triunfo de Alberto Fernández en la presidencia favorece a Alicia, en el marco de una concentración de poder que se completa con al menos 20 de los 24 diputados.

En Santa Cruz la última vez que se produjo una situación similar fue en 2011 cuando reeligió Peralta y también lo hizo Cristina con el 54% de los votos. Fue en ese momento que intentaron atacar el régimen jubilatorio provincial y una histórica movilización el 29 de diciembre de ese año bloqueó la Cámara de Diputados y quebró el intento de anular los derechos jubilatorios. Ningún gobierno en 8 años se animó a tocar (hasta ahora) la Caja de Previsión.

El Pacto con Belloni, consistió en desdoblar la elección provincial de las municipales y con ello dejar abierta la posibilidad de que en caso de perder Belloni pueda presentarse en octubre como Intendente y retener el cargo que ocupa hace varios perìodos en El Calafate.

Los K sumaron los votos de Belloni, 20,6 % (Alicia lo supera por menos de 3000 votos) por la Ley de Lemas y además los votos del Secretario General de Petroleros, Claudio Vidal que sumó 15 %. Estas dos candidaturas realizaron un gasto electoral obsceno que nunca se había visto en Santa Cruz, con el despliegue de todas las formas de propaganda y “merchandaising” imaginables.

No fue solo despliegue sino que realizaron una campaña “opositora”, donde Belloni hablaba del “agotamiento” del kirchnerismo y Vidal reprochaba al gobierno la miseria social y la inacción ante los despidos. Los roces entre las agrupaciones peronistas fueron notables en una campaña que después de muchos años tuvo actos masivos y caravanas importantes.

Como al final los tres candidatos sumaban los votos tenemos una sumatoria de propuestas contradictorias y que se presentaron como antagónicas, que le ha permitido al gobierno “agotado” obtener un nuevo mandato de 4 años. En resumen el peronismo logró transformar la elección en su propia interna, apoyado en el mecanismo perverso de la Ley de Lemas.

Los principales candidatos de 2015 vieron caer sus votaciones de manera muy pronunciada: En el caso de Costa, cayó de un 41,6 % en 2015 a un 16,6 % ahora. La propia Alicia bajó de un 34,4% en 2015 a un 22,7 % en 2019 y Peralta que le sumó a Alicia hace 4 años un 16,5% ahora fue con partido propio y cayó a menos del 7 % perdiendo incluso la legisladora que tenía en la Legislatura Provincial.

Eduardo Costa pasó desapercibido en sus cargos en el Congreso y sostuvo al macrismo con despidos y tarifazos incluidos. No le sirvió la decisión de colocar 7 candidatos a gobernador, entre ellos varios Intendentes para que le sumen en la Ley de Lemas. La última maniobra de Costa fue un planteo que logró acogida legal, para separar las boletas nacionales de las PASO de las de la elección provincial. La idea era “separarse” de Macri, que se sabía perdedor en la provincia y efectivamente fue superado por Fernández por 57 % a 24 %, pero tuvieron tan poca fortuna que Macri termina sacando de todos modos 7000 votos más que Costa.

La izquierda se unió y teníamos una expectativa que no se cumplió, a saber que la experiencia de la población con el ajuste de Macri y con el ajuste kirchnerista en la provincia (vale recordar que Alicia K destrozó el salario a niveles nunca vistos) podía llevar a una ruptura de clase con ambos extremos del ajuste que bien podría ser canalizada por la izquierda, habida cuenta de nuestra participación en las luchas obreras y del importante resultado electoral del 2017, donde la suma de toda la izquierda había obtenido casi un 13 %.

Realizamos algunos actos importantes y un gran esfuerzo de recorridas en toda la provincia, con un importante reagrupamiento de fuerzas y actividades frentistas en algunas localidades.

Evidentemente no alcanzó. Fuimos afectados por las derrotas de las luchas sindicales, por la polarización nacional y por la canalización de las expectativas políticas de cambio a través de las distintas fracciones del peronismo. En el aspecto práctico nos perjudicó la separación de las boletas nacionales y provinciales en cada cuarto oscuro, en el marco de unas 50 boletas promedio en las mesas de votación por la Ley de Lemas y las combinatorias

Aún en esas condiciones mantenemos la votación de 2015 a gobernador en un 2,2 %, llegamos a 3,6% en la fórmula presidencial, un 4,2 % en diputados nacionales, un 2,9 % en diputados provinciales y la Magistratura.

Hemos presentado diputados por municipio en 13 de las 14 localidades de Santa Cruz. La extensión provincial del Partido Obrero aporta sustancialmente al Frente de Izquierda y nos ha permitido promover cuadros locales que han obtenido mejores votaciones que las candidaturas provinciales en varias localidades. Destacan Perito Moreno, Gobernador Gregores, Chaltén y Los Antiguos en ese sentido.

La nueva situación política que se abre, en el marco de tarifazos que aquí se sienten doblemente, con planteos salariales abiertos a corto plazo y agudizados por la corrida del dólar, se combina con la inminente presentación de las candidaturas municipales que se votan junto a la presidencial de octubre.

El “triunfo” de Alicia en la provincia, pronostica un escenario de luchas, en el marco de la crisis económica que se avecina. Sólo por la Ley de Lemas podrá asumir como gobernadora con un

rechazo del 78% del electorado y contando en sus propias filas con detractores y camarillas enfrentadas entre sí.

El esfuerzo inmenso de los fiscales del FIT en cada rincón de Santa Cruz hay que destacarlo teniendo en cuenta que los escrutinios terminaron a altas horas de la madrugada. Con esa fuerza militante encaramos las próximas luchas y la batalla electoral de octubre”.

También podría gustarte