Agoniza joven baleado en un cumpleaños de terror

Un joven de 35 años quedó en gravísimo estado luego de recibir un balazo en el pecho luego de que un malviviente, en total estado de descontrol, empezara a los tiros en un raid delictivo que concluyó de la peor manera. El suceso ocurrió en la localidad bonaerense de Temperley y la víctima, que participaba de un cumpleaños familiar fue operado y quedó internado. El marginal, junto con sus secuaces, escapó.

Según pudo averiguar Crónica, el suceso comenzó pasadas las 21 de este sábado en la calle Iriarte al 800, del mencionado distrito del partido de Lomas de Zamora, al sur del Gran Buenos Aires.

En esas circunstancias, un delincuente vestido con buzo rojo que había descendido de un Chevrolet gris, interceptó la marcha de un coche, con fines de robo. El hombre que lo conducía se resistió a ser despojado del rodado y mantuvo un forcejeo con el hampón. El sujeto pretendió ingresar a una vivienda, cuyo propietario, armado, lo puso en fuga tras mantener un breve intercambio de disparos.

La casa donde estaba Rodrigo y la camioneta gris que el ladrón quiso robar.
El maleante, herido, escapó a la carrera y a la vuelta, sobre la calle Zuviría al 400, observa que un individuo bajaba de una camioneta Renault gris. El ladrón quiso llevarse el vehículo, pero la mujer del dueño lo alertó del intento, ocasión en que el marginal comenzó a disparar.

Uno de los balazos atravesó el vidrio de una casa situada en Zuviría 488, donde se celebraba un cumpleaños familiar. En una de las habitaciones se encontraba un joven de 35 años, de nombre Rodrigo, quien recibió el impacto en el tórax.

Cumpleaños, tiros y horror

Una de las vecinas contó a este medio que “Rodrigo es el hermano del yerno del hombre que bajaba de la camioneta gris. Estaba la casa llena porque había un cumpleaños, fue un momento espantoso porque nadie entendía nada de lo que estaba pasando”.

El malviviente, baleado y desesperado, “escapó corriendo y dobló por Ituzaingó, se sacó el buzo rojo y saltó el paredón de un vecino. Los amenazó con el arma y los obligó a darle la camioneta de ellos. Luego de eso, se fugó en esa camioneta”, contó la misma informante.

La policía cortó la esquina de Iriarte y Zuviría.
Rodrigo, gravemente herido y ante la vista de todos los participantes de la reunión familiar, fue llevado de urgencia al Hospital Luisa Gandulfo, donde fue intervenido quirúrgicamente para extraerle el proyectil que ingresó en el tórax. Quedó internado en estado delicado en el centro asistencial.

Los vecinos comentaron que “por los videos que hay parece que eran dos. Pero también se vio un auto Chevrolet gris que salió arando, que parece que estaba con ellos”.

El suceso causó enorme preocupación entre los habitantes de la zona. “Están pasando muchas cosas y tenemos temor. Ahora le tocó a Rodrigo, que estaba en una casa familiar y no tenía nada que ver con lo que estaba pasando. Exigimos que encuentren a quien hizo esto”, expresaron con total contundencia.

Uno de los balazos, en el zócalo de la casa de la calle Zuviría.

Crónica

También podría gustarte