Los 5 hábitos que bajan en un 60% el riesgo de desarrollar Alzheimer

La combinación de 5 hábitos saludables puede reducir el riesgo de desarrollar Alzheimer en un 60%, demostró un estudio presentado el domingo 14/7 en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer.

Otra de las investigaciones destacadas mostró que un estilo de vida saludable puede bajar el riesgo aún para aquellos que tienen una predisposición genética a la enfermedad.

El primer estudio, presentado por el Centro Médico Universitario de Rush, en Chicago, siguió a 2765 personas durante una década. Los participantes eran todos adultos mayores matriculados en el Proyecto de Salud y Vejez de Chicago (CHAP, según sus siglas en inglés) o en el Proyecto de Memoria y Vejez Rush (MAP, según sus siglas en inglés), 2 estudios a largo plazo que examinan la evolución del estado mental de los residentes mayores de Chicago. La edad promedio de los participantes procedentes del CHAP era 73 años. La de los del MAP, 81.

El equipo midió el estilo de vida de los participantes en base a 5 factores: su dieta, su régimen de ejercicios, si fumaban o no, si bebían alcohol o no, y su involucramiento en actividades de estimulación cognitiva. Los investigadores otorgaban un puntaje a cada factor, asignando un “1” al participante si su comportamiento era saludable en esa categoría o un “0” (cero) si no lo era.

Aquellas personas que llevaban una “dieta de alta calidad”, que incluía vegetales, nueces, granos, porotos, frijoles, pescado, pollo y aceite de oliva, mientras que evitaban las carnes rojas, la manteca, el queso, la pastelería, los dulces y las comidas fritas, se ganaban un “1” en el aspecto de la alimentación.

En el ámbito del ejercicio, se sacaban un “1” quienes ejercitaban al menos 150 minutos por semana, ya fuese andando en bicicleta, caminando, nadando o dedicándose a la jardinería.

También se sacaban un “1” aquellas personas que no fumaban, quienes no bebían más de un vaso de vino por día, y quienes se dedicaban a actividades mentalmente estimulantes regularmente (2 o 3 veces por semana) tales como leer el diario, visitar la biblioteca o jugar al ajedrez.

Los investigadores hallaron que los individuos que habían obtenido un puntaje total de 4 o 5 puntos (es decir que habían obtenido un “1” en 4 o 5 aspectos), tenían un 60% menos de chances de desarrollar Alzheimer, que los participantes que habían obtenido un “0” o un “1”.

El profesor de la Universidad Rush y uno de los autores del estudio, Klodian Dhana, recomendó que si no podemos llegar a adoptar los 4 o 5 hábitos saludables ideales, al menos apuntáramos a lograr adoptar 1 o 2.

El equipo de Rush halló que hacer solo una elección saludable, sin importar cuántas ya habían hecho los participantes, bajaba las chances de desarrollar Alzheimer en un 27% adicional.

El 2º estudio presentado, liderado por un equipo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Exeter, en Inglaterra, mostró que aún las personas que tienen una predisposición genética reducen las chances de desarrollar la enfermedad si practican un estilo de vida saludable.

En ese caso, los investigadores usaron el banco de datos “UK Biobank” para analizar a 200.000 personas mayores de 60 años que no tenían síntomas de demencia. Se los clasificó según su predisposición genética a la demencia senil, y según sus hábitos de vida.

Tras 8 años de análisis, hallaron que entre las personas con mayor disposición genética a desarrollar la enfermedad, poco más del 1% con buenos hábitos de salud la había de hecho desarrollado, mientras que el 2% de quienes tenían malos hábitos de salud la habían desarrollado.

NeoNetMusic

También podría gustarte