Tres jóvenes pasaron una noche atrapados en el panteón de un cementerio

  • Tres jóvenes que habían concurrido al cementerio municipal de Bahía Blanca quedaron encerrados en uno de los panteones poco después del cierre, y tras un llamado al servicio de emergencias 911 tuvieron que ser asistidos para salir del lugar, informaron hoy fuentes comunales.

El insólito hecho,ocurrió cuando los tres jóvenes, de entre 18 y 20 años, se encontraban en el panteón Español de la necrópolis de 55 hectáreas, que está ubicada en Pablo Lejarraga 1198.

“Me llamó uno de los policías que tenemos en la guardia para avisarme que habían llamado desde el 911 avisando que habían tres personas en el interior del panteón español encerradas y que de alguna manera necesitaban ser rescatados”, informó hoy la jefa del Departamento a cargo del cementerio, Daniela Calvo.

Los chicos que quedaron atrapados tienen entre 18 y 22 años.

La funcionaria sostuvo que “los panteones privados cierran 16.30 y la puerta de ingreso principal al cementerio a las 17”, al tiempo que explicó que hay sirenas que “comienzan a sonar a las 16.20 alertando a los visitantes” que se encuentran en el predio que “en breve se cierra”.

Sin embargo, Calvo explicó que en el caso de los panteones, como el Español o Italiano, “no tenemos acceso porque es privado, y hay un cuidador que se encarga de abrir y cerrarlo”.

“Como es privado no tenemos potestad de tener acceso libre a ese lugar”, indicó la funcionaria a la prensa local, y relató que luego del llamado de la policía, “me comuniqué con el encargado y resolvió el problema en unos 20 minutos”.

Calvo agregó, “éstas personas por lo que me comentaron evidentemente habían subido a la terraza y cuando el cuidador dio una recorrida por el interior y no vio nada, ni movimientos, cerró y se fue”.

Los tres jóvenes pasaron la peor noche de su vida.

“Las tres personas fueron evacuadas en forma inmediata sin ningún problema” sostuvo la directora.

Finalmente, la mujer dijo que el cementerio cuenta con guardia policial las 24 horas, “hacemos rondines cada una hora por todos los lugares y estamos alertas a todas las entradas y salidas, pero no podemos identificar a las personas que vienen al cementerio, ya que es público”.

Mendoza Post

También podría gustarte