Un mosquito desarrolló huevos capaces de sobrevivir al frío extremo

Una especie de mosquito llegado a EE.UU. procedente de Japón —mosquito tigre o Aedes albopictus— ha adquirido un mecanismo evolutivo característico de las películas de ciencia ficción.

El insecto produce huevos que ‘saben’ mantenerse vivos a muy bajas temperaturas. Es decir, disponen de un embrión fertilizado cuyo desarrollo se detiene una vez está prevista la bajada térmica y se reinicia una vez las condiciones medioambientales vuelven a ser favorables, recoge un nuevo estudio de la Universidad de Washington en St. Louis publicado en Journal of Applied Ecology.

El mosquito tigre es conocido por transmitir los virus del Zika, la chikunguña y el dengue. La velocidad a que se expandió el insecto en un año desde Houston hasta St. Louis y se adaptó a las condiciones más duras es alarmante. Los biólogos llevaron a cabo un estudio para tratar de entender cómo controlar la propagación de infecciones en el futuro.

Para proceder con el estudio, criaron varias generaciones de insectos y, antes de que empezara el invierno, colocaron sus huevos en el sur y norte de su hábitat.

En general, ”todos han hibernado bien, salvo los de Wisconsin”, apunta la bióloga Kim Medley, que es directora del Tyson Research Center y la primera autora del estudio. Las zonas con inviernos fríos están por ahora seguras, aunque no se conoce por cuanto tiempo. Dada la capacidad de adaptación del mosquito y los efectos de calentamiento del planeta, la población podría estar sometidas al riesgo de incremento de infecciones. El estudio estima que se necesitan más investigaciones para prever la propagación del insecto invasor en EE.UU. y en otros territorios.

Diario Panorama