Bachelet alertó que las sanciones contra Venezuela aumentan la pobreza y la migración

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, alertó hoy que las sanciones contra Venezuela «exacerban la pobreza» en el país y contribuyen a un aumento de la migración.

«Yo creo que las últimas sanciones han sido duras, demasiado amplias y si se endurecen aún más, lo único que cabe esperar lamentablemente es mayor migración, porque se va a exacerbar la pobreza», afirmó la ex presidenta chilena en una entrevista con la agencia de noticias EFE.

Consideró que es posible que se alcance un acuerdo para una salida ordenada de la crisis en el país latinoamericano, aunque afirmó que esa solución no debe venir del exterior.

«Más allá de que la comunidad internacional dé señales útiles y en favor del diálogo, creo que la solución tiene que ser entre los venezolanos», afirmó en relación al dialogo que se ha dado entre representantes del gobierno venezolano y estadounidense con la mediación de Noruega.

En ese sentido, señaló que es importante que los gobiernos de Estados Unidos y Venezuela «conversen», sea de manera formal o informal, y subrayó que lo único que no se debe hacer es «cortar puentes».

«No significa que haya que estar de acuerdo, pero sí tener un espacio en el que cada cual plantee su punto de vista», expresó la alta comisionada.

«Creo que siempre es necesario hacer todo: dialogar con la oposición y generar todos los escenarios posibles que sean aceptables para las dos partes si es para la solución de una crisis política como la que vive Venezuela», agregó.

Al ser consultada sobre su visita a Venezuela, que pese a las expectativas que había generado terminó siendo utilizada de un lado y otro para intercambiar acusaciones, la consideró positiva porque, en primer lugar, el Alto Comisionado de los Derechos Humanos nunca había estado en el país.

«Hubo posibilidad de interactuar con todos los actores sociales: el gobierno, la oposición, la sociedad civil y familiares de víctimas», explicó Bachelet, que viajó en julio después de que lo hiciera, en marzo, una misión de avanzada.

Además, recordó que se habló con el gobierno sobre la posibilidad de que su oficina tenga allí una sede para evaluar el funcionamiento de las prisiones y de la Comisión de Prevención de la Tortura.

«Hoy por vía tecnológica se puede obtener mucha información de todo tipo, pero seguimos conversando con el gobierno para poder tener presencia allí», reveló la funcionaria, quien el lunes próximo cumplirá un año en la oficina de la ONU.

Asimismo, recordó que el 9 de septiembre se presentará un reporte oral sobre Venezuela en el Consejo de Derechos Humanos y que en él se detallan los avances de este período y la situación de la relación entre su oficina y el gobierno de Nicolás Maduro.

Conclusión

También podría gustarte