Argentina y Chile igualaron sin goles en Los Ángeles

Sin brillar, Argentina realizó un mejor primer tiempo en donde insinuó un poco más que Chile sin embargo no tuvo claridad a la hora de la definición con un equipo mixto entre jugadores que habían participado de la Copa América y otros del medio local.

En el complemento el partido decayó y ambos equipos no mostraron sus mejores cartas.

Paredes marcó el pulso de un equipo que no ejerció una presión agotadora, sino que eligió cuándo y dónde aplicar intensidad en los intentos por recuperar el balón, principalmente en la primera mitad.

Esa actitud le impidió a Argentina ejercer el monopolio de la pelota, pero fue suficiente para mantener controlado a un Chile que apenas exigió a Agustín Marchesín (respondió perfecto) con un arresto individual de Aránguiz.

En el marco de un amistoso algo friccionado, De Paul aportó su habitual entrega. Lautaro tuvo sus chances con un cabezazo y con una arremetida individual y Joaquín Correa intervino poco.

Dybala, en tanto, apareció también en cuentagotas, aunque de sus pies surgió una de las más claras de la primera mitad. Una combinación con Lo Celso y Lautaro que culminó con un despeje de Claudio Bravo.

No pasaron mucho al ataque Tagliafico y Montiel. Pero cuando lo hicieron, ganaron. Como a los 43, cuando el de River se proyectó y envió un centro que Lo Celso conectó de volea, para enviar la pelota al lado del palo derecho.

La dupla central argentina, Martínez Quarta y Otamendi, no pasó demasiados sobresaltos, pero cuando fue exigida, respondió. El primer tiempo se fue sin gritos apenas por falta de puntería, o de suerte. O quizás de una dosis mayor de audacia.

El show del cambio en que se convierten esta clase de partidos en las segundas mitades desnaturalizó un poco el juego, que ya no fue el mismo que en la primera mitad.

En ese contexto, Argentina ya no fue tan efectiva para recuperar la pelota y el equipo chileno mejoró y se adelantó unos metros. E incluso estuvo cerca de abrir el marcador con un disparo de Pinares que pegó en el travesaño y salió del terreno.

La motivación chilena llevó al equipo albiceleste a una posición incómoda. Sus mediocampistas ya no manejaban la pelota con tanta naturalidad y sus delanteros tuvieron poca gravitación en el juego.

A seis del final, Argentina pudo quedarse con la victoria. Definitivamente sin interacción aceitada en ofensiva, la acción llegó a través de un balón detenido: Martínez Quarta se elevó y metió un gran cabezazo, pero la pelota fue devuelta por el travesaño.

Para esta fecha FIFA ya rige la suspensión de CONMEBOL para Lionel Messi de tres meses por el exabrupto que tuvo precisamente en el duelo contra Chile en la Copa América de Brasil.

Argentina afrontará el martes su segundo amistoso de la fecha FIFA ante México, dirigido por Gerardo Martino, en el Alamodome de San Antonio.

Síntesis:

Argentina: Agustín Marchesín; Gonzalo Montiel, Nicolás Otamendi, Lucas Martínez Quarta, Nicolás Tagliafico; Rodrigo de Paul, Leandro Paredes, Giovani Lo Celso; Paulo Dybala, Lautaro Martínez y Joaquín Correa. Director técnico: Lionel Scaloni.

Chile: Claudio Bravo; Óscar Opazo, Paulo Díaz, Sebastián Vegas, Alfonso Parot; Claudio Baeza, Charles Aránguiz, César Pinares; Angelo Sagal, Eduardo Vargas y Alexis Sánchez. Director técnico: Reinaldo Rueda.

Cambios, en el segundo tiempo: al reinicio, Diego Rubio por Sagal (C); 6m, Exequiel Palacios por Lo Celso (A); 9m, Alarcón por Baeza (C); 11m, Lucas Alario por Correa (A); 20m, Diego Valdes por Vargas (C); 21m, Nicolás Domínguez por De Paul (A); 24m, Alexis Mac Allister por Dybala (A); 29m, Marcos Acuña por Tagliafico (A); 36m, Ignacio Jeraldino por Pinares (C); 39m, Guido Rodríguez por Paredes (A); 42m, Igor Lichnovsky por Aránguiz (C).

Árbitro: Jair Marrufo (Estados Unidos)

Estadio: Memorial Coliseum, de Los Ángeles.

Diario Panorama

También podría gustarte