Se despertó, vio elementos que no eran suyos, fue a la comisaría a devolverlos y eran robados

Cuando la División Comisaría de Puerto Deseado, provincia de Santa Cruz, ya estaba tras los pasos del autor del robo en la cancha del Club Ferro se presentó en forma espontánea un joven con una bolsa llena de elementos que se corresponderían con los denunciados como faltantes.

Todo se inició a raíz de una denuncia que se hizo desde el mencionado Club, sito en calle Brown y Estrada, cuando al llegar el lunes observaron algo inusual en el container que se guardan los elementos del vestuario y deportivos. Allí, observaron que la pequeña ventana que tiene ése depósito estaba rota, al ingresar notan una serie de faltantes.

Lo perdido era una bordeadora, duchas manuables, sogas, conitos para prácticas y otros pequeños artefactos que se utilizan en ejercicios para el calentamiento.

Los efectivos policiales realizaron una inspección ocular y en el lugar secuestraron elementos que estaban relacionados con el autor del hecho. Lo más llamativo de ésta situación fue que cuando la investigación ya estaba dirigida a un supuesto autor algo sucede en la comisaría.

A las 21:50 hs., del lunes se presentó en la dependencia y en forma espontánea un joven de aproximadamente 20 años con una bolsa conteniendo todos los elementos que habían sido denunciados como faltantes.

Santa Cruz en el Mundo pudo saber que el sujeto explicó que vio esos artículos en su casa, pero no recordaba cómo llegaron hasta ahí, sólo sabía que no le pertenecían y los llevaba a la Comisaría a devolverlos. Además, habría indicado que estuvo bajo los efectos del alcohol y no tenía presente mucho de las últimas horas transcurridas.

El Juzgado de Instrucción decidirá los pasos a seguir en cuanto a la entrega de los elementos a sus dueños y a las medidas judiciales con el individuo que devolvió los elementos.

También podría gustarte