Asesinó y descuartizó a una joven, no quiere juicio e irá a la cárcel de por vida

Evaristo Molina es el único acusado por el crimen de Yamila Pérez, la joven de 25 años y madre de tres niños que fue asesinada de 8 cuchillazos la noche del 16 de junio de 2018. En el ataque a Yamila también le arrancó el rostro y seccionó sus brazos para hacerlos desaparecer con la clara intención de que posteriormente no la reconocieran. El cadáver mutilado de la muchacha fue encontrado la noche del domingo 18 de junio en un baldío cercano a calle Luna y callejón Muñoz, en El Mogote, Chimbas.

Ahora el jubilado de 70 años presentó un escrito para pedir juicio abreviado. El hombre habría tenido la decisión tomada desde hace meses. Pero recién se materializó esta última semana con la presentación del acuerdo al que arribaron su abogado, Faustino Gélvez, y el fiscal de cámara Eduardo Mallea ante los jueces Maximiliano Blejman, Silvina Rosso de Balanza y Eugenio Barbera, informaron fuentes judiciales.

En el escrito, Molina admite su responsabilidad en el asesinato cometido el 16 de junio de 2018 y da su conformidad en recibir una pena de prisión perpetua por el delito de homicidio doblemente agravado, por la alevosía y violencia de género, explicaron los voceros. Esa es la imputación inicial.

De abreviarse el juicio, es probable que jamás se sepa dónde fueron a parar los brazos de la joven mamá de 25 años y si hubo más involucrados, como asegura la familia de la víctima.

Fuente: Diario Tiempo de San Juan

Telefe Noticias

También podría gustarte