Francia: Chalecos amarillos protestan en su movilización 48

El movimiento de los Chalecos Amarillos sale hoy a las calles y plazas de ciudades francesas por cuadragésimo octavo fin de semana consecutivo desde finales de noviembre pasado, cuando protagonizaron multitudinarias marchas con reclamos sociales.

Según las convocatorias lanzadas en las redes sociales, los activistas -que han perdido notable fuerza en los últimos meses- llamaron a una movilización nacional en la sureña urbe de Toulouse, donde esperan la participación de miles de personas.

La justicia social, el rechazo a la reforma a la jubilación, el cese de la represión policial y los pedidos de renuncia del presidente Emmanuel Macron y del ministro del Interior, Christophe Castaner, seguirán entre las demandas que sábado tras sábado han acompañado con pancartas, banderas y cantos, además del atuendo que los identifica.

En esta capital, los chalecos amarillos prevén manifestaciones declaradas con partida desde Bastilla y la plaza Saint Pierre, y no declaradas, las que anuncian de último minuto en las redes.

El gobierno y el movimiento se acusan mutuamente de violencia, con los activistas que denuncian represión policial y las autoridades que los responsabilizan por disturbios y destrozos.

Aunque lejos en cuanto a la cifra de movilizados cada sábado, que llegó a ser de decenas y hasta cientos de miles a finales de 2018 y principios de este año, los líderes de los chalecos amarillos insisten en que están creadas las condiciones para retomar con fuerza las protestas.

Por su parte, el gobierno estima lo contrario, y asegura que las reformas emprendidas por el presidente Emmanuel Macron responden a las necesidades de los franceses.

En las últimas semanas se han realizado en Francia importantes manifestaciones contra la reforma a la jubilación, aunque en estas no han tenido protagonismo los chalecos amarillos, y sí los sindicatos y sectores específicos como abogados, pilotos, policías y trabajadores de la salud.

Conclusión

También podría gustarte