Portal de noticias

PO: “Costa, Reyes y Carambia tienen que salir a tocar timbre para pedirle perdón a los hijos de los laburantes y a los jubilados”

Omar Latini, referente del Partido Obrero se expresó respecto a la realidad de todos los trabajadores en donde “el ajuste salvaje de las políticas nacionales y provinciales afectan notablemente a los más castigados”. Desde su posición como dirigente exige que “entre todos pongamos de pie a la clase trabajadora de la Patagonia para frenar este ajuste salvaje”.

“Como parte de las políticas de ajuste del gasto fiscal para cumplir con las metas del Fondo Monetario Internacional, a través del Decreto 702/2018, el Gobierno Nacional redujo la Asignación por hijo en la Patagonia de $3407 a $1578”.

“También se reducirá la cantidad de familias que podrán acceder a ese beneficio. Hasta ahora podían percibir asignaciones los grupos familiares cuya suma de ingresos no superara los $94.786 brutos mensuales. Desde septiembre se les abonara a las familias que perciban menos de $83.917 brutos mensuales, pero si alguno de sus integrantes percibe más de $41.959, también quedarán excluidos. Este tipo de medidas, se conoció al mismo tiempo que le robaron al ANSES $16000 millones; para mantener la bicicleta financiera con las Lebacs que le dieron ganancias de un 76% a los banqueros y especuladores”.

“La ecuación es clara: SUPERGANANCIAS A LOS CAPITALISTAS y RECORTE SALARIAL A LA CLASE OBRERA. Esta tipo de medidas son un calco de las impuestas por De La Rua-Cavallo-Lopez Murphy en la crisis del 2001”.

“Si bien estas medidas hoy abarcan a los empleados de la actividad privada y el Estado Nacional; no debemos olvidar que el 11/12/2001 se promulgo el Decreto “neoliberal” N° 2348/01 firmado por el entonces Gobernador Néstor Kirchner; donde se estableció un tope de $2000 para el pago de las asignaciones; se redujeron montos y se ratificó el pago en 4 cuotas la ayuda escolar. Esta medidas alcanzaban a estatales provinciales, médicos y enfermeros, judiciales, docentes, jubilados, etc… (Ver Copias)
Desde el Partido Obrero planteamos que es necesario poner de pie a la clase obrera de la Patagonia; a través de un Congreso de delegados con mandato de Asamblea tanto de la CGT como de la CTA; que vote un Plan de acción para anular este recorte en los bolsillos de los trabajadores y sus hijos; para abrir paritarias y recuperar el salario, para defender los convenios y los puestos de trabajo, como así también anular los tarifazos de gas, luz y combustibles.

Sobre esta base los trabajadores podemos plantear nuestra propia salida a la crisis, planteando que la paguen las grandes corporaciones y los funcionarios corruptos, pero nunca más el pueblo que trabaja y se ve sumergido crecientemente en la miseria”.

También podría gustarte