Portal de noticias

Neuquén: Usurparon una casa y juntan firmas para evitar el desalojo

Una pareja joven, que tiene una pequeña hija en común, se metió el pasado lunes a una vivienda deshabitada de un plan de IPVU en Cuenca XVI de Neuquén Capital. Por este motivo fueron denunciados por los mismos propietarios en la fiscalía y pesa sobre ellos una orden de desalojo.

“Tenemos una hija de tres años y el lunes decidimos meternos en esta casa que es de Alejandro Mansilla, que tiene otra vivienda en Valentina Sur, aunque la titular es Nancy Millaqueo. Desde el viernes vinimos a mirar si vivía alguien. El lunes vinimos a usurparla”, dijo Florencia, de 21 años, con total tranquilidad.

La joven mamá explicó que con su marido lo único que forzaron fue la reja de la entrada de la vivienda y que las puertas de acceso estaban abiertas e incluso con las llaves puestas. “No estaba amueblada, no había nada, sólo mugre. Los vecinos nos apoyan, están con nosotros, también juntamos firmas para poder quedarnos”, añadió.

La joven señaló que fueron al IPVU y a la fiscalía tras la denuncia de usurpación de los propietarios de la unidad habitacional. “Este miércoles nos atendió el fiscal Marcelo Jara, nos trató de delincuentes y de usurpadores, no le preocupaba si había menores en el medio”, sostuvo Gabriel, marido de la mujer.

La pareja reconoció que habían ingresado de forma irregular al lugar, al tiempo que se mostró desconcertada por la orden de desalojo: “Nos preocupa, pero la policía nos dice que no tienen ninguna orden, si no ya lo hubieran hecho”, agregó el joven. ¿Es delito entrar en una vivienda desocupada? Los juzgados y tribunales exigen una serie de requisitos para que se pueda condenar por delito, por lo que no todas las ocupaciones de viviendas abandonadas son delito.

El art. 245.2 del Código Penal trata el tema de “los okupas” en el delito de usurpación, afirmando que es delito “ocupar sin autorización debida un inmueble, vivienda o edificio ajeno que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular”. Las ocupaciones de viviendas desocupadas, para que puedan serconsideradas delito, exigen que sean de la suficiente gravedad, por lo que la ocupación ocasional, sin vocación de permanencia y de poca intensidad no es delito.

Crónica

También podría gustarte