Portal de noticias

Axel Kicillof: “Para que haya gobernabilidad la gente tienen que poder comer”

La conformación de la oposición de cara a las elecciones presidenciales de 2019 genera interrogantes. En este contexto, Axel Kicillof aparece como una de las alternativas que maneja el kirchnerismo para ser candidato. Su marcado perfil contrario a las medidas económicas del Gobierno de Mauricio Macri lo señalan como una de los referentes de ese sector.

-¿En qué estado se encuentra su candidatura a la Gobernación de Buenos Aires?

-Este no es momento de definiciones de candidaturas. Estamos tratando de generar un frente. No solo el peronismo, es más que el peronismo. La idea es que incluya a la mayor parte del peronismo que no esté dispuesto a ser socio de este Gobierno. Las candidaturas dividen y hoy tenemos que estar unidos. Hay ansiedad, pero estamos en proceso de construcción. Yo puedo aportar pero no tenemos nada definido.

– Hace poco dijo usted iba a estar en el lugar donde Cristina Kirchner quisiera

– Dije que estamos supeditando las candidaturas a la construcción de nuestro espacio político. Cristina Kirchner tiene un papel de conducción en nuestro espacio político. Obviamente buscaremos la mejor combinación de candidatos. Pero también vemos que el Gobierno de Macri nos quiere obligar a dividirnos y largarnos como candidatos también es una forma de generar división.


Foto: Santiago Viana
-Dentro de esa reconstrucción, ustedes sostienen que “el límite es Macri”. ¿Cuál es el paso previo?, ¿hay algún dirigente excluido?

– No hay dirigentes excluidos. Lo que la gente necesita es oposición al Gobierno. Porque durante un tiempo parecía que acompañar al gobierno con todas las cosas es darle gobernabilidad, pero yo entiendo distinto. Para que haya gobernabilidad la gente tienen que poder comer, estar tranquila, tiene que haber estabilidad en cuestiones. Es decir que es una decisión de cada uno de los dirigentes. No estamos poniendo límite. Pero tienen que decidirse a ser opositores.

-¿Qué le sugiere que digan que existe un plan del kirchnerismo para desestabilizar?

– Me parece paranoico y conspirativo. Somos la principal oposición parlamentaria, pero no ha impedido que un sector le aprobara todas las leyes. 87 leyes le aprobaron. Yo no veo que este Gobierno haya tenido dificultades para gobernar, más bien creo al revés que como gobernó como quiso está teniendo dificultades.

Foto: Santiago Viana
Tanto en 2015 como en 2017, la fuerza del kirchnerismo en la Provincia de Buenos Aires se debilitó. Primero con la pérdida de la Gobernación y, luego, con la derrota de Cristina Kirchner ante Esteban Bullrich en las elecciones parlamentarias. En esta preparación, Axel Kicillof empieza a resonar como una de los posibles candidatos.” Buenos Aires es la principal víctima de las políticas de Macri. Porque tiene una gran cantidad de clase media que fue engañada y estafada”, sostiene.

– Más allá de esta pérdida de confianza en el Gobierno de Macri de la que usted habla, también hubo un fenómeno similar sobre el gobierno anterior, principalmente por las causas de corrupción. ¿Qué le sugiere?

– Es un tema central muy importante porque este Gobierno en dos años y pico tiene, probablemente, más causas de corrupción que el gobierno anterior en doce años y medio. Si la corrupción es un problema necesitamos una Justicia que lo persiga y lo haga con el Código Penal. Veo que pasa algo distinto. Se usa desde el Gobierno modificando jueces, interviniendo en la Justicia para que todo esté alejado del Gobierno de Macri sea culpable. Tenemos una justicia que es despareja.

– Entre los apuntados está justamente Cristina Kirchner. ¿Cómo sería la forma de reaccionar si una de las causas se prueba?

– Para cualquier caso. Sea Cristina, un empresario o cualquiera. Yo lo que creo es que se debería pedir y reclamar que haya justicia. En Brasil, por ejemplo, uno se encuentra con que Lula está preso y no le han probado nada. Y al actual presidente de Brasil le probaron cosas y es el presidente de Brasil. Se pierde una enorme oportunidad de averiguar que pasó, como pasó y qué había. Nosotros pedimos que investiguen toda la obra pública y no quieren. ¿Por qué? Porque empresarios, como el propio Presidente, están en involucrados desde hace décadas.

– Más allá de esta situación judicial, el kirchnerismo viene de dos derrotas. ¿Por qué ocurrió eso en 2015 y 2017?

– Entregamos el mandato con una Plaza de Mayo llena. A partir de ese momento hubo una reorganización de nuestra fuerza política y eso significó cambios. No queremos ir para atrás, queremos ir para adelante y recuperar lo perdido.

-¿Y cómo sería ese neokirchnerismo?

– Sería sería siempre que gano el peronismo en el marco de un frente político amplio. Pero con un nuevo actor que son los movimientos sociales y otros dirigentes. Es una reorganización de nuestro espacio político.

-¿Y en cuanto a políticas?

– Yo creo que el kirchnerismo de 2003 no es el mismo de 2007 y 2011 y de 2015. Porque la situación cambia. La correlación de fuerzas cambia. No son las mismas medidas, ni las mismas necesidades. Es decir nada va a ser igual, excepto los objetivos y la orientación de base.

Diario Popular

También podría gustarte